Facebook Twitter Google +1     Admin

Osman

20160513054457-osman-bomberos.jpg

Foto: Bomberos en Acción / EFE

Me recordaba a Hugo, el niño de seis años también con parálisis cerebral de nacimiento; además de sordera, ceguera e hidrocefalia, añadidas por una infección a los dos meses. Y a Javier, Eduardo, Clara, Santi, Cristina…, con padres que han luchado por su normalización, a través de la asociación Araprode y a nivel personal.

Con nombre de sultán otomano, Osman es un pequeño príncipe. A Palwasha y Atah Mohammed –que desde los diez años trabajaba en un taller– la guerra los sorprende jóvenes, con tres niños. Sueñan con Londres. Desde Kandahar (Afganistán), atraviesan Irán y Turquía, en autocar y a pie. Munir y Jamil se defienden. A Osman lo lleva papá en brazos; mamá carga una mochila con su comida especial. Naufragan antes de alcanzar Lesbos: tres horas en el agua.

¿Por qué a ellos? Idomeni, entre Grecia y Macedonia, no es lugar para un ser bello y delicado, como otros miles. Charcos que no se secan; hogueras que se encienden; el niño que se quema con el te; gases lacrimógenos y pelotas de goma. Terror. Sálvese quien pueda. El samaritano anónimo supo mirar a través de los ojos del príncipe, encharcados en lágrimas, expresivos como nunca.

Las firmas electrónicas, la buena voluntad y la política, sirven a veces de algo. “La familia de Osman tendrá formación ocupacional y de castellano para integrarse como un español más”. Tratamiento especializado, apoyo económico, psicólogo, vivienda. ¿Todo sobre ruedas? Ayer, padres de Fundación Adislaf volvían a Independencia: facturas no abonadas y plazas concertadas. ¿Igualdad?

“El pequeño afgano con parálisis cerebral llega a España para ser tratado”. Lo primero es la vida y la salud. Ojalá crezca sano, juegue con sus hermanos y otros niños; y supere el modelo médico rehabilitador. Será una persona más, sin diferencias.

Y me ha recordado, salvando las distancias, a Pablo Echenique, diputado por Podemos; a quien de adolescente trajeron de Rosario (Argentina), tierra sin posibilidades. Niños y adultos como Osman no dejan indiferente. ¿Verdad, Pablo?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 13 de mayo de 2016).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris