Facebook Twitter Google +1     Admin

Mi amiga ecuatoriana

20160429022418-familia-leonor.jpg

Foto: Leonor León

“Estamos bien después del sismo de 7.8. Fue terrible. Por suerte no estábamos solas, estaban mi sobrino y la señora que me asiste por horas. Se quebraron solo cosas en mi casa. Nos quedamos sin luz, incomunicados hasta después de media noche. No había señal en el móvil. Solo fono fijo”.

Leonor León nació y reside en Guayaquil. Ingeniera en Computación e Informática por la UAE (Universidad Agraria de Ecuador). Nos conocimos en 2009, en el II Congreso de Comunicación Aumentativa en Zaragoza. “En 2001 fui a México, a un Seminario de Vida Independiente; en 2006 a Cuba, a exponer mi tesis, “Acceso a la Educación para Personas con Discapacidad y Nuevas Tecnologías””.

Viaja sola, ayudada por tantos voluntarios. Joven extrovertida, a los 12 años perdería a su padre, de quien aprendió a confiar en la gente; a los 26, un accidente de coche la dejó tetrapléjica, y a su madre, que viajaba con ella, sin poder ayudarle en el día a día. La felicitaba por su cumpleaños. Su respuesta: “Solo mi doctor me ha visitado hoy, ya que venía anoche y por el sismo no pudo; así que con suero oral celebraré mi cumple. Hay que orar mucho porque no se repita, por las personas que perdieron seres queridos, sus casas…”.

Trabaja en una empresa estatal en el área de las TIC, con un horario parcial. Leonor se sabe afortunada: “Son tiempos difíciles. Nosotras y nuestra familia estamos bien; en mi ciudad se sintió con menos fuerza destructora. Muchas casas han sufrido daños o se cayeron, y vivimos con el temor por las réplicas.

”La vida ha cambiado y se ha complicado más. El último sismo fuerte alteró los nervios de mi madre, que estaba sola y lloró mucho, pese a que lo tiene prohibido por su reciente operación de ambos ojos. Hay mucha gente con toda buena voluntad de ayudar pese a la adversidad, y eso nos llena de esperanza. Soy optimista; creo que la única en el edificio donde trabajo, uno de los más altos, que no teme a los sismos”.

Me siento orgullosa de ser su amiga: “Rezo por cada cosa que emprendo, y por las que no puedo realizar”.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 29 de abril de 2016).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris