Facebook Twitter Google +1     Admin

Gamines del mundo

20170211145454-pelicula-lion.jpg

Foto: cartel de la película "Lion".

Veía el otro día “Lion”, nominada a seis Óscar y basada en el libro de memorias Un largo camino a casa, del escritor indio Saroo Brierley. Un niño casi de la calle, vive con su familia en una chabola –el padre los dejó–. La madre gana algunas rupias recogiendo piedras; Guddu, el hermano mayor, trapicheando en trenes y estaciones. La historia duele de belleza y realismo a lo Dickens siglo XXI.

Incapaz de dejar al hermano, el pequeño se pierde con solo cinco años en un tren, que lo transporta a miles de kilómetros hasta Calcuta. En la estación, es ignorado por grandes y chiquillos. Se refugia y duerme en un cartón, junto a compañeros abandonados. Unos adultos salen a la caza, ¿tráfico de órganos? Saroo logra huir, expuesto a otros mil peligros. En el orfanato es un niño ejemplar; mientras a otro interno lo castigan por la violencia que se auto inflige, ¿diversidad intelectual?

Ambos son adoptados por un matrimonio australiano –David Wenham y Nicole Kidman–. El debate está servido: infancia marginal, adopciones internacionales, educación igualitaria en la diferencia… El Saroo adulto, Dev Patel, comienza a recordar retazos del pasado por un plato de “yalevis”, manjar inalcanzable en su niñez. Google Earth le lleva a una olvidada aldea junto a Khandwa, Ganesh Talai, y a su madre y hermana; Guddu murió atropellado al separarse.

Gamín, “niño indigente de la calle”, en países latinoamericanos; en el francés original, “gracioso, encantador o divertido”. Y me acordaba de Antonio Mas y de su sueño de ayudar a gamines de Colombia y Brasil a través del Castillo interior. Y del pequeño Saroo ante dos niñas en Nigeria: pisoteada una por la multitud, explosionándose la otra. ¿Y la bebé arrojada al vacío en el hospital La Paz?

“Vivo en el lado tierno de la vida. / Voy desarmando fosos y castillos” (Eduardo Meana). Ayer, viernes, presentamos Laura. Cuerpo y alma, del joven guineano Thomás Nieto Ondo Oyana, en la Biblioteca de Aragón. Otra historia de viaje y retorno; y una oportunidad más de educación para tantos jóvenes africanos y de países en desarrollo.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Triibuna", "Con DNI", sábado 11 de febrero de 2017).

11/02/2017 13:56 pilmarbarca Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris