Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Biografia.

Aquí la Radio

20161209055017-aqui-la-radio-con-jose-antonio.jpg

Pájaros de silencio

Entevista en Aquí la Radio, Aragón Radio, con Lorenzo Río y Paco Doblas

jueves 1 de diciembre de 3016, s partir de las 12 horas.

http://www.aragonradio.es/podcast/tag/pajaros-de-silencio

09/12/2016 04:50 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

Adiós a los que se quedan

20150914160130-clavos-amor.jpg

(Escrito en la despedida a los sacerdotes de mi parroquia, reflejo de mi propio mundo interior).

Estábamos acostumbrados a Ángel Moros y Miguel Peña, dos piedras vivas más del templo, del viejo y de este nuevo acristalado, anchuroso, ajardinado y accesible; como cada uno de nosotros. Y vino un cura joven, apasionado, respetuoso con el templo al que llegaba y rompedor. ¿Quizá demasiado activo? ¡Era guapo! Traía savia nueva en las venas.

Sergio era una piedra pequeña, silenciosa, apenas hacía ondas en el agua. Pasaba desapercibido. Enseguida fue dejándose notar en las homilías, en los saludos tan de tú a tú, en una risa fresca de cascada, en una reflexión siempre acertada, hecha paréntesis y santuario en el trajín diario de un vivir sin vivir nunca en sí.

Yo me fijé en los gestos. La reverencia íntima, casi mística, en la Consagración; unas palabras siempre oportunas, casi abrazo, al recibir el pan y el vino en el altar de nuestras manos… Y cuando celebrábamos la Reconciliación, el sacramento de la máxima alegría y de una paz sin fondo, él era el primero en confesarse. Nunca lo había visto, me impresionó.

Ángel nos fue dejando poco a poco. Aún recuerdo aquella mañana de domingo en la que D. Manuel Ureña instituyó a D. Sergio Martínez Serrado párroco de la Presentación de la Virgen. Todos nos alegramos, era la mejor opción. Desde entonces, toda una vorágine de responsabilidades y compromisos, ser testigo de innumerables experiencias y problemáticas personales, familiares, sociales en torno a la parroquia…  No le robarían, sin embargo, ni un minuto para sus jóvenes y scouts, ni para preparar la misa de los niños –su colega Checho enseñaba jugando--. Tampoco para atender a su familia, sus lecturas en los tiempos de ocio ni el trato personal. Obvia decir que mi  amigo Sergio se convirtió no tardando en mi confidente, cómplice, consejero, confesor. ¿Cómo se puede ser un “correcaminos” tan espiritual?

Creo que aquella misma mañana de domingo se nombró a Emilio Aznar vicario parroquial. Llegó a principios de curso en misa de una. Nos lo presentó Sergio: “Es una comunidad muy acogedora, te acogerán muy pronto, como hicieron conmigo” –le dijo a Emilio. Y otra mañana, sin venir mucho a cuento, me salió al encuentro y me dio las gracias. ¿De qué me conocía? ¿Me había visto debajo de la higuera?

Emilio, el teólogo, el intelectual, profesor del Seminario y director del colegio Santo Domingo de Silos. Cada eucaristía rezuma en él la hondura de una clase magistral, junto a la sencillez de Jesús en las parábolas. Alumno predilecto del célebre teólogo Olegario González de Cardedal –a quien por esos vericuetos de la vida conozco personalmente--, no pierde nunca la frescura inocente y la sonrisa.

Apacible en el trato, más calmado, como si poseyera la eternidad y sus satélites para ofrecértela en cada conversación. No pasa a su lado el tiempo, o así te hace sentir. Combina la ironía, que solo los más inteligentes heredan por riqueza, junto a una sana timidez. Y el más gracioso de los despistes: más de uno de los correos electrónicos que le enviaba se perdía en el limbo.

Estudioso minucioso de la Biblia, el Evangelio, escritos eclesiológicos e históricos… y amante del deporte. Un diálogo real: --¿Sabes?, el otro día mi sobrino hablaba con las cenizas de su abuelo, en el cementerio. --¿Y qué le decía? –Abuelo, abuelo, ¡ha ganado el Zaragoza! Nos reímos.

En diferentes estancias del castillo, seguimos sembrando la semilla, recolectando frutos que no van a echarse a perder, tesoros que acrisolan el corazón. Levantando como podemos el Reino. Siempre hombro con hombro, en estos tiempos recios que nos vienen. Feliz y buen camino, Sergio, Emilio, hermanos.

María Pilar Martínez Barca

(Publicado en http://presentaciondelavirgen.blogspot.com.es/2015/09/adios-los-que-se-quedan.html).

14/09/2015 15:01 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

Rosa Montero

20110518010306-lagrimas-en-la-lluvia.jpg

Del latín “salutare”, saludar. ¿Dar salud? Una de sus múltiples acepciones: “Usar ciertas preces y fórmulas echando el aliento o aplicando la saliva para curar y precaver la rabia u otros males, dando a entender quien lo hace que tiene gracia y virtud para ello”.

Hoy me ha dado salud Rosa Montero, una de mis más grandes y admiradas escritoras desde que descubrí Temblor, mi temblor, el temblor de todos. Historias de mujeres, La loca de la casa… ¡Cuánto jugo exprimido en cada frase! Me han presentado a ella dos amigos, María Ángeles Naval y Manuel Vilas. ¿Será verdad que el maestro llega cuando el discípulo se encuentra preparado? ¡Ojalá! Muchas gracias, maestra.

18/05/2011 00:03 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

Mi adiccion a crear

20101122044518-cv-pilarmartinez.jpg

Silencio, noche, estrellas. En el pueblo la luna se oye mucho más nítida, sin luces que distraigan, como nuestro interior adormecido muchas veces. Y fue en aquella noche, lo recuerdo muy bien, donde escuché su voz: Quiero ser escritora. No era una niña ya, tampoco una mujer.

Pero no, no era embrujo, ni un prodigio venido de ultrasueño. Traía una larga historia tras de mí. Para los cumpleaños, de mamá, de papá, del tío o la vecina, y también de mi hermanito, que tardó algunos años todavía a descender de su limbo hasta mi cuarto de juegos, siempre hacía poemas. Con rima y de piel tosca, pero tocados ya de sombra y plenilunio, de manantial y hoguera. O recortaba formas en el sueño –que cortar y pegar papeles de periódico me costaba lo mío-. Y recuerdo, otra noche, mi madre me encerró en el cuarto oscuro: mi fantasma y mis ángeles, o aquella niña inquieta que soñaba unicornios, no dejaban dormir.

Sin embargo, nadie nacemos sabios, maestros en dar forma a los arroyos. Iban ya transformándose el horizonte y mi cuerpo cuando fui reuniendo mis poemas. Pero no. Era de noche, otra vez, cuando aquel profesor dijo que en mi interior sólo había madera, pero faltaba savia, contornear las formas, intimidad de luna. No sabía el esfuerzo que supone ponerles corazón a las palabras.

Estudios, relaciones, salidas y retornos, conforme iba viviendo la marea crecía, o escuchaba el silencio que hace redescubrir los pájaros más íntimos. Pero sólo el amor, la luz que traen los niños cuando nacen, la muerte que no es muerte, me irían revelando las claves de la vida y de lo oscuro, los susurros, los nombres, para poder decir con el poeta: “siempre fuiste viciosa de la luna y de las historias que se inventan o se recuerdan bajo sus efectos narcóticos” (Carmen Martín Gaite).

(Publicado en la revista Humanizar, Nº 103, marzo-abril 2009).

22/11/2010 02:59 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

Curriculum

Una muy querida profesora, María Antonia Martín Zorraquino, catedrática de Gramática Histórica de la Universidad de Zaragoza, escribía: “María Pilar Martínez Barca nació en Zaragoza el 17 de agosto de 1962. En su alumbramiento se produjo lo que se llama un sufrimiento fetal perinatal. El hecho le causó una importante discapacidad en su sistema neuromuscular, por parálisis cerebral. Su grado de minusvalía reconocido oficialmente es del 83%: una tetraparesia. Es decir, no padece una parálisis ni es tetrapléjica: tiene movilidad, pero no puede controlar sus movimientos. También su habla ha resultado afectada por la lesión. De hecho, de pequeña, hasta los siete años no podía tomar alimentos sólidos ni salía a la calle más que acompañada de sus padres y sus tíos”. Fue como me nacieron.

Poemas y colaboraciones en revistas: Criticón, Cuadenos de Poesía Nueva, Trébede, Sal Terrae, Cuadernos del Matemático, Humanizar… Artículos y poemas en páginas web. 

Reseñas literarias y columnas de actualidad en El Día de Aragón (1988-90), El Periódico de Aragón (1991-94), El Diario de Ávila (1992-94), Trébede. Mensual Aragonés de Análisis, Opinión y Cultura (2001-2003)

Actualmente colaboro de forma asidua en Heraldo de Aragón, desde 2000 (aunque mi primer trabajo largo publicado en el medio, precisamente sobre discapacidad, data de 1982), y en la revista Humanizar a partir de 1994 (Madrid, Centro de Humanización de la Salud, www.humanizar.es), donde coordino y dirijo la sección sobre discapacidad “La fuerza de los límites”. 

Miembro de la Asociación Prometeo de Poesía (APP). Miembro de la Asociación Aragonesa de Escritores (AAE). Miembro del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO). Miembro activo del Foro de Vida Independiente, donde he descubierto una nueva faceta y razón de vida: la lucha por la autonomía y los derechos humanos de todas las personas con discapacidad o diversidad funcional (“Todos somos diversos”, es uno de mis lemas favoritos).

Medalla a los Valores Humanos (Diputación General de Aragón, 1989).

Premio Tiflos de Periodismo 2008, en la modalidad de Prensa Escrita, por el trabajo "La fuerza de los límites".

12/11/2010 21:33 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

Libros publicados

20101122043027-libros.jpg

Epifanía de la luz,  Zaragoza, 1988. Poemario editado con la subvención económica de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja (actual Ibercaja).

Historia de amor en Florencia, Madrid, Col. Altazor, Asociación Prometeo de Poesía, 1989. Patrocinado por el Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza.

Flor de agua, Zaragoza, Institución «Fernando el Católico», Excma. Diputación Provincial de Zaragoza, 1994. Poemario premiado con una Ayuda a la Creación Literaria, concedida por el Ministerio de Cultura.

Manuel Pinillos o la consagración a la poesía, Zaragoza, Diputación Provincial, Institución «Fernando el Católico», 2000.

Se está muy bien aquí. Diario de una amistad, Madrid, Huerga y Fierro editores, 2002.

El corazón en vilo, Madrid, adamaRamada ediciones, 2005.

Poesía completa (1948-1982), de Manuel Pinillos, Zaragoza, Prensas Universitarias de Zaragoza, colección Larumbe de Textos Aragoneses, 2008.

La manzana o el vértigo, Zaragoza, Libros del Innombrable, 2009.

Del Verbo y la Belleza, Madrid, Setelee, 2012.

La fuerza de los límites, Zaragoza, Libros del Innombrable, Col. Joseph Merrick, 2012.

12/11/2010 21:31 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

Antologías y colectivos

20101122035702-revistas.jpg

Breve Antología Poética, Zaragoza, 1984. Junto a otros compañeros poetas.

Incluida en el «I Indice de Poetas en Lengua Española» (Madrid, 1988).

Rerum Novarum, Revista Rolde, Zaragoza, 1989.

Penúltimos poetas de Aragón, Zaragoza, Col. Veruela, Diputación de Zaragoza, 1989.

Antología Poética General, de la Asociación Prometeo de Poesía, Madrid, 1990 (junto con una cincuentena de poetas de España e Iberoamérica).

Incluida en la antología «Llama viva. Taller de poesía religiosa», en Imágenes de la fe, Núms. 261-262 (1992).

Poesía-relato 1991, con «Septenario de amor», Primer Premio de Poesía en el III Certamen Literario «Universidad de Zaragoza», Universidad de Zaragoza, 1992.

Poemas a viva voz, tomo III (Sesiones Poéticas de los cursos 1988-89, 1989-90 y 1990-91), Zaragoza, Institución «Fernando el Católico», DPZ, 1993.

Los nuevos poetas (Barcelona, Seuba Ediciones, septiembre 1994).

Incluida en el Apéndice III (1997) de la Gran Enciclopedia Aragonesa, Zaragoza, U.N.A.L.I., 1982.

El frac poético. Arte y cultura, Zaragoza, Diputación de Zaragoza, 1998. Coordinación de Feli Burillo Baliestra.

Ecos de la Bahía, II, Círculo Poético (Juventud Idente, Islas Baleares), Mallorca, 2001.

Incluida en Poemas 2002 (XX Premio Ciudad de Zaragoza, Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza, octubre de 2002).

Poemas en revistas (especialmente en Cuadernos de Poesía Nueva, de la Asociación Prometeo de Poesía).

Desde otro punto de vista, Madrid, CEAPAT (Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas), 2003. Con motivo del Año Europeo de las Personas con Discapacidad.

Historias de la vida. De amor, ilusión, humor, nostalgia. Y siempre verdaderas, Madrid, J de J Editores, 2009. Del programa radiofónico “Historias de la vida”, Cadena COPE, a favor de Manos Unidas.

Javier Barreiro, Ed., Diccionario de Autores Aragoneses Contemporáneos, Zaragoza, Centro del Libro en Aragón, 2010.

Ángel Guinda y Nacho Escuín, Eds., YIN. Poetas aragonesas (1960-2010), Tarazona (Zaragoza), Olifante. Ediciones de Poesía, 2010.

José Antonio Conde y Raúl Herrero, Eds., La luz escondida (Una poética de los ángeles), Zaragoza, Libros del Innombrable, col. Biblioteca Golpe de Dados, 2010.

“Amor y maternidad. La voluntad de ser”, prólogo a Maternidad adaptada, Estrella Gil García, Alicante, Editorial Club Universitario, 2010.

III Concurso Nacional de Relatos “Mujeres Viajeras”, Madrid, Ediciones Casiopea, 2011.

Cuentos desde la diversidad (Ed.), Zaragoza, Libros del Inombrable, Col. Joseph Merrick, 2013.

“Camilo y la diversidad funcional. Un nuevo concepto de salud”, en Francisco Álvarez, MI y José Carlos Bermejo, MI (Ed.), Diez miradas sobre Camilo de Lellis, Santander, Sal Terrae, 2013.

VIII Encuentro de Poesía en la Red. Antología poética IV, Santiago de Compostela, abril 2013.

“Pleno de Presupuestos sobre ruedas”, en Crónicas Parlamentarias (28.12.2011–28.12.2012) VIII Legislatura, Zaragoza, Cortes de Aragón, 2013.

Juan Domínguez Lasierra (Dir.), Los cisnes aragoneses. De Marcia a los penúltimos poetas, Delsan Libros, Zaragoza, 2013.

Cuentos para compartir, Zaragoza, edición de los autores –en beneficio de ASPANOA–, 1.ª edición, diciembre 2013.

Antología I Concurso de Narrativa “Deseos”, Madrid, Asociación Letras con Arte –www.letrascnarte.es.tl–, abril 2014.

06/11/2010 04:36 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

LA APUESTA ESENCIAL POR LA FE, LA ESPERANZA Y EL AMOR

20101122044144-alma-mater.jpg

Entrevista

María Pilar Martínez Barca nació en Zaragoza el 17 de agosto de 1962. En su alumbramiento se produjo lo que se llama un sufrimiento fetal perinatal. El hecho le causó una importante discapacidad en su sistema neuromuscular, por
parálisis cerebral. Su grado de minusvalía reconocido oficialmente es del 83%: una tetraparesia. Es decir, no padece una parálisis ni es tetrapléjica: tiene movilidad, pero no puede controlar sus movimientos.

También su habla ha resultado afectada por la lesión. De hecho, de pequeña, hasta los siete años no podía tomar alimentos sólidos ni salía a la calle más que acompañada de sus padres y sus tíos.

Pero todo ello no ha impedido que María Pilar haya realizado estudios de Bachillerato y de Filología Hispánica. (Más otros cursos de especialización en otros ámbitos: informática, por ejemplo). Se doctoró, con un brillante trabajo sobre la poesía de Manuel Pinillos, en 1997. Es poeta (o poetisa, como se prefiera): ha publicado varios poemarios. Además, es escritora y periodista: destaca entre sus trabajos críticos una importante monografía sobre Manuel Pinillos, así como sus colaboraciones habituales en la revista Humanizar y en Heraldo de Aragón.

(Ha colaborado y colabora igualmente en otros periódicos y revistas y ha recibido importantes becas y premios). Por otra parte, su silla de ruedas le permite desplazarse con autonomía por la ciudad.

Esta entrevista tuvo lugar en los jardines del campus universitario (Plaza de San Francisco). Al hilo de las palabras de María Pilar, Regina Bonilla y María Antonia Martín Zorraquino descubrimos a un ser excepcional: alguien que, día a día, hace una apuesta esencial por la vida, la fe, la esperanza y el amor. La alegría y la expresividad de su mirada y de su risa son inolvidables. La vida de María Pilar Martínez Barca refleja igualmente la labor impresionante de muchas personas y asociaciones volcadas en la ayuda callada al prójimo, al otro.

Esperamos que descubráis a través de estas líneas a una mujer verdaderamente ejemplar y a muchas otras personas que la han apoyado en su camino (si queréis escribirle, su dirección electrónica es: PBARCA@terra.es). María Pilar Martínez Barca recibió la Medalla a los Valores Humanos de la Diputación General de Aragón en 1989.

Regina Bonilla (RB) y María Antonia Martín Zorraquino (MAMZ): Dadas las dificultades que te produjo tu limitación física nada más nacer, cuéntanos los momentos más importantes que, en tu vida, han supuesto jalones o hitos para su superación.

María Pilar Martínez Barca (MPMB): El primer cambio esencial en mi vida se produjo cuando nació el hermano que me sigue (Miguel Ángel), al que le llevo ocho años. Ciertamente, también el nacimiento de mi segundo hermano (Javi), trece años más pequeño que yo, supuso otro acontecimiento muy importante y feliz (a los dos los quiero muchísimo), pero la llegada de Miguel Ángel modificó mi vida substancialmente. Tuve un compañero para jugar. Me sentía extraña al principio, pero en seguida lo quise muy especialmente; jugaba mucho con él.

Otro momento muy importante fue el bautismo de mi hermano. Es como si hubiera tenido conciencia de lo sobrenatural. Fuimos a la Parroquia, la iglesia de Nuestra Señora de Begoña (en las Delicias, el barrio donde vivíamos). El párroco, don Daniel Ortega, nos quería mucho. Les planteó a mis padres que yo hiciera la Primera Comunión. Para mí, la preparación para la Primera Comunión marcó otro jalón en mi desarrollo. Recibí la catequesis en casa, pero la Comunión la hice en la Parroquia, con los otros niños: yo quería ser una más, como todos, y estar con todos, y lo conseguí.

RB y MAMZ: Hemos visto en tus poesías, en particular en tu último libro -El corazón en vilo (Madrid, adamaRamada, 2005)- que la presencia de Dios es muy profunda en tu vida y en tu visión poética. ¿Cómo has sentido esa
experiencia de Dios?

MPMZ: Por intuición femenina. Estuve mucho sola de pequeña. Pensaba mucho, mucho. Luego, de adolescente, empecé a salir de mi familia con la asociación Auxilia. Acudía a colonias. Eso me ayudó mucho. Fui integrando mi vida sobrenatural espiritual en la vida diaria al hilo de todo lo que experimentaba, aprendía, vivía.

Mis padres me enseñaron las primeras letras. Mi madre me enseñó a leer y mi padre hasta lo que era la EGB de entones. Una prima maestra también me orientó en el estudio: me proporcionaba los libros de EGB que me correspondían. Yo era muy charlatana, eso sí. La parroquia me ayudaba a integrarme en actividades de ocio. Pero, sobre todo, mi padre se movía mucho para ayudarme: personas voluntarias (en especial, los religiosos camilos) me atendían en casa. Se logró hacer un Aula colectiva en la calle Delicias. Tras hablar con el Ministerio, se dio reconocimiento a nuestros estudios primarios (asistíamos cinco compañeros). Obtuve, primero, el certificado de Estudios Primarios y luego, el de Graduado Escolar.

Pero el momento crucial en mi desarrollo en la fe, lo viví en la Confirmación. En la parroquia, a los 19 años. Allí conocí a don Antonio Mas. Fue entonces cuando me planteé si quería ser cristiana de verdad. Y empecé a darle al coco todavía más. También me han marcado el movimiento ecuménico de Taizé y algunos grupos juveniles con los que celebrábamos reuniones, eucaristías, encuentros, convivencias fuera de Zaragoza que se llaman Hora 3.

RB y MAMZ: ¿Cómo estudiaste el Bachillerato y qué supuso eso para ti?

MPMB: Yo quería ir al Instituto "Jerónimo Zurita", quería hacer lo que hacía cualquier persona más o menos de mi edad. Pero no asistí a ese nstituto, sino al INBAD (Instituto Nacional de Bachillerato a Distancia). Trabajaba y superaba los cursos a través de tutorías y de exámenes. Seguían viniendo personas voluntarias a casa (los religiosos camilos) y chicos jóvenes voluntarios, que me ayudaban. Pero las tutorías supusieron el contacto con profesores especializados, catedráticos y agregados de bachillerato, acostumbrados a convivir con alumnos muy diferentes. Estos profesores me marcaron profundamente. Recuerdo a D.ª Carmen Sender, que nos enseñaba Literatura todas las semanas. Y muy especialmente, a D.ª Rosa Palacios, que nos enseñó Historia del Arte. Las clases de D.ª Rosa Palacios fueron muy importantes para mí. Aprendí a percibir y valorar la belleza artística. La belleza y el sentido de la belleza, humano y trascendente. Así que mi fe ha sido intuida, pero también convivida, compartida.

RB y MAMZ: ¿Qué tal lo has pasado en la Universidad?

MPMZ: Primero tuve que superar el COU y la Selectividad (hacía los exámenes con una máquina de escribir eléctrica, hasta entonces los había hecho oralmente). Después me matriculé en Filología y cursé Filología Hispánica. Me llevaban, en la silla de ruedas (entonces no era autónoma con ella), sobre todo, mi padre o mi tío (mi tío Fermín, mi padrino, que acaba de fallecer y eso ha sido un golpe muy duro para todos). La primera clase a la que asistí me la dio María Antonia (MAMZ). Era de Lengua Española. Me gustó mucho porque nos dio la bienvenida y nos dijo que estábamos en una edad estupenda y que teníamos que estudiar mucho, pero también divertirnos mucho y disfrutar del hecho de formar un curso, un grupo, que todos podíamos ayudarnos y que no sólo se aprendía en los libros. Bueno (se ríe), algo así. Recuerdo a mis profesores de la Universidad con mucho cariño. Tanto a los del Departamento de Lingüística (D. Félix Monge, José María Enguita, Túa Blesa, María Antonia), como a los de Literatura: José Carlos Mainer, con quien hice la tesis, Aurora Egido, M.ª Teresa Cacho, Juan Manuel Cacho, M.ª Jesús Lacarra… Tendría que nombrarlos a todos: no quisiera olvidar a nadie.

RB y MAMZ: Bueno, vamos a hablar de otra cosa. Hemos percibido en tus poemas que el amor y la afectividad son muy importantes para ti. ¿Has descubierto el amor? ¿Tienes algún amigo especial? ¿Te has enamorado y tienes una pareja?

MPMB: Siempre le he dado mucha importancia al amor. He querido sentirlo y vivirlo. Me gusta mucho tener amigos. Y he tenido muchos amigos. Pero el salto de la amistad al amor parecía imposible. Sin embargo, sí, llegó sin
pensarlo, sin imaginarlo. Fue en una excursión a Orio organizada por la asociación de Disminuidos Físicos de Aragón. Conocí a Jesús.

Resulta que Jesús había vivido en mi mismo barrio, muy cerca de mi casa. Nuestras vidas se habían desarrollado paralelamente, pero no nos habíamos visto nunca. ¡Y éramos vecinos!

Yo me había imaginado el amor. Tenía, como he dicho, muchos amigos. Creía en la amistad. Había experimentado el cariño y el afecto de los amigos y de la familia. Pero cuando llega el amor, es algo que no te crees. Lo que has
idealizado se convierte en real. Es algo mucho mejor que la fantasía. Bueno, Jesús no es un príncipe azul, es humano, claro está. Pero es algo mágico al mismo tiempo. Por otro lado, a mí el amor, a y de Jesús, me ha llevado más a Dios. Lleva, en cierto modo, al éxtasis… (Le matizamos que si Jesús es también persona de convicciones tan religiosas). Jesús tal vez quiera dar una imagen de hombre no especialmente religioso, pero es también un hombre religioso.

Quiero añadir que para la vivencia del amor, también han sido muy importantes en mi vida mis sobrinos, Juan y Jorge. (María Pilar sufrió una histerectomía hace tiempo). Cuando llegaron, sentí una alegría y una emoción inmensas. Con ellos me siento un poco madre. Me permiten vivir una cierta experiencia de maternidad: me quieren mucho y yo los adoro; son muy alegres, muy simpáticos, muy guapos y muy listos (¡qué va a decir su tía!). (Pero, ciertamente, son unos críos estupendos, majísimos).

RB y MAMZ: ¿Y cómo fue eso de hacerte poeta o poetisa?

MPMB: Bueno, yo escribía versos muy malos, pero me encantaba la poesía y la literatura en general. En el año 1982 asistí a un curso de literatura y creación literaria, convocado por la Dirección Provincial del Mnisterio de Cultura (que se repitió en 1985, convocado por el Departamento e Literatura Española), que impartía el poeta Rosendo Tello Aína (que ha ecibido el Premio de las Letras Aragonesas este año). Eran unos cursos de introducción a la poesía. Me los recomendó un amigo al que aprecio mucho (Benito Hernández, profesor de Auxilia). Dábamos clase una o dos veces por semana. Escribíamos poemas anónimos. Y Rosendo Tello los corregía, los comentaba y nos los devolvía (generalmente, él mismo intuía quién era el autor o la autora de los poemas). A mí me lo tachaba todo, pero todo. Entonces yo me dije: "Este hombre va a ver quién soy yo; yo puedo ser
poeta". Eran unas experiencias que ahora las recuerdo riéndome, pero entonces eran muy duras. Las compartía con mi tío (el tío que me llevaba a clase a la universidad). Se mezclaban la tristeza, el amor propio, en fin.

Poco a poco, Rosendo Tello fue diciéndome: "Esto empieza a cambiar. Vaya, vaya, aquí hay madera". Seguimos durante unos dos años. Se formó un pequeño grupo de gente. Luego proseguimos la tertulia en casa de una
compañera. Como ven, decidí ser poeta; fue algo muy querido.

RB y MAMZ: ¿Qué libros has publicado y qué grado de identificación experimentas con ellos?

MPMB: He escrito los poemarios Epifanía de la luz, Historia de amor en Florencia, Septenario de amor y Flor de agua; Se está muy bien aquí. Diario de una amistad, y El corazón en vilo. Por otra parte, he escrito también la monografía Manuel Pinillos o la consagración a la poesía, que supone la presentación en libro de mi tesis doctoral. Además, colaboro en varios periódicos y revistas. También en antologías y secciones poéticas de algunas revistas. Historia de amor en Florencia, Flor de agua y El corazón en vilo constituyen una trilogía, “Las sombras de los cuentos”. Me identifico con la protagonista del primer libro. Y luego también con las mujeres que están con Jesús de Nazareth en Flor de agua: la mujer de barro que aparece en los poemas es la mujer normal, de carne, con ella me identifico. En El corazón en vilo me identifico con Teresa de Jesús y con Juan de Yepes (San Juan de la Cruz).

RB y MAMZ: ¿Cómo has conseguido identificarte tanto en este último libro con ambos místicos? Parece que incluso te acercas a ellos con el lenguaje que empleas.

MPMB: Viajé a Ávila. Allí viví experiencias muy intensas y especiales, como cuento en el libro. He leído mucho a ambos autores. A través de la lectura y del contacto con las tierras de Ávila, he sentido una empatía especial con los dos.

RB y MAMZ: Sabemos que colaboras asiduamente con la revista Humanizar. ¿Qué nos dices de ese trabajo?

MPMB: Me llena totalmente. La revista, publicada en Madrid, desarrolla una labor de humanización para las situaciones más complejas, por problemas físicos, o psíquicos, o sociales. Escribir en Humanizar me ayuda a ponerme en la piel de otros. Me encanta, porque me hace sentirme útil. Veo que a través de lo que escribo puedo ayudar a los demás. Cuando una persona sufre un accidente, tiene que volver a empezar. Así que, al escribir, yo recuerdo las veces en las que "he empezado algo" en mi vida y me pongo en el lugar de esas personas.

RB y MAMZ: ¿Qué estás escribiendo ahora?

MPMB: Tengo varios trabajos inéditos y quisiera sacarlos a la luz, pero ahora estoy ocupada especialmente con una edición de la poesía completa de Manuel Pinillos. Estoy empezando un poemario sobre lo más esencial en la vida -el nacimiento, el amor, la muerte-: Pájaros de silencio. Y La manzana o el vértigo está esperando editorial; es un libro de tema amoroso, muy sensible. También tengo empezada una novela que no sé cuándo terminaré.

RB y MAMZ: Finalmente, María Pilar: ¿cuáles son tus poetas favoritos?

MPMB: Más que favoritos, quisiera referirme a los poetas que me gustan y que han influido en mí. Por supuesto, Manuel Pinillos. Estoy comprobando al preparar su edición que ha influido en mí. De los poetas medievales y clásicos españoles, todos: Berceo, los cancioneros del XV y del XVI, Garcilaso, Fray Luis, San Juan de la Cruz. En toda la carrera me inclinaba más por los clásicos que por los contemporáneos. Quizá por eso se explica también que haya escrito El corazón en vilo. Bueno, a título de anécdota, contaré que me divirtió mucho una antología de poesía erótica que leímos en Literatura del siglo XVIII. Hay muchos poetas actuales que leo con gusto: Antonio Gamoneda, Andrés Sánchez Robayna, José Ángel Valente, Edmond Jabés, Antonio Colinas, Clara Janés, Luis Alberto de Cuenca, Juan Eduardo Cirlot… También los del 27, y los del 50 (Francisco Brines), por el cuidado de la forma y la cotidianidad. Y algunos novísimos (con Túa Blesa me gustó estudiar a Gimferrer, pero lo he leído poco). En novela, siento predilección por las autoras (las firmas femeninas).

(Regina Bonilla y María Antonia Martín Zorraquino, Alma Mater, Zaragoza, verano 2006).

31/10/2010 04:38 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris