Facebook Twitter Google +1     Admin

Ribera de la aurora

20101225035357-iglesia-pastores.jpg

La cueva era sencilla:

ni tan siquiera un ánfora

                          donde guardar el vino,

las pajas de un pesebre te servían de estera.

Un varón te velaba,

y una joven

            curvada hacia su luz más íntima

te mecía con manos silenciosas. 

Prendada para siempre a tu ternura,

aquellos que escucharon de mi boca

la hermosa profecía

                    quedaron como absortos,

tu madre sonreía allá en su centro.

 

Te dejé como ofrenda cuanto entonces tenía:

un pedazo de pan

                 y esa flor de las nieves

que en el monte creciera.

Había en el ambiente algo sagrado.

 

                         (Flor de agua).

 

Imagen: Iglesia de los Pastores, Belén.

Comentarios » Ir a formulario

pilmarbarca

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris