Facebook Twitter Google +1     Admin

Querido 2015

20150104002807-calendario.jpg

Foto: calendario Humanizar

El 15 es la niña bonita y un número redondo. “La dureza y duración de la crisis económica produce en muchas familias incertidumbre por su futuro; la importancia de algunos de nuestros problemas políticos genera inquietud; y las conductas que se alejan del comportamiento que cabe esperar de un servidor público, provocan, con toda razón, indignación y desencanto”, afirmaba el rey Felipe VI en el discurso de Nochebuena. Pero hay motivos para la esperanza.

Luisa Fernanda Rudi augura un horizonte de confianza en el empleo; Castilla La Mancha comienza a prever el uno por ciento de su PIB para personas con diversidad funcional –¿de aquí a que San Juan abaje el dedo?–, y los expertos en inmobiliaria ven subir el valor de la vivienda. Todo va sobre ruedas según las previsiones.

El PSOE y el PP se supone que cargarán las pilas y lavarán su imagen, no sé si hasta hacerla transparente. Y Podemos, según revelan las encuestas, va a poder mucho. ¿El comienzo del fin del bipartidismo? Pese a ese demonio llamado populismo, Pablo Echenique-Robba –ya futuro papá– se presenta a la Secretaría General por Aragón. ¿Nos pondrán la esperada asistencia personal? ¿Más dinero para educación e investigación en enfermedades raras? ¿Más nueces y menos ruido?

Quiero pensar que sí. Que gobierne quien gobierne esto tiene visos de cambio. Que ya no va a ser lo mismo y para bien. Que la vida de muchos va a ganar en calidad. Javier Marías declaraba que en España “la gente tiene cierta alegría de vivir, cierta despreocupación, cierta confianza en que las cosas no se estropean del todo aunque pinten mal”. Y nuestro Rey finalizaba: “La clave para recuperar el orgullo de nuestra conciencia nacional: la de una España moderna, de profundas convicciones democráticas, diversa, abierta al mundo, solidaria, potente y con empuje”.

Según la psicóloga nicaragüense Gloria Álvarez, popular desde el primer Parlamento Iberoamericano de la Juventud celebrado en Zaragoza, lo que puede salvarnos de un populismo antidemocrático es “devolver la pasión por el intelecto”. Que la luz y la fuerza de José Orús permanezca en nosotros, y continúe el círculo en nuestros hijos. Sus manos poseen el futuro.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 2 de enero de 2015).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris