Facebook Twitter Google +1     Admin

Síndrome posvacacional

20150907023426-inmigrantes.jpg

Foto: Heraldo

Volvemos del pueblo o de la playa, y el puente de la Almozara nos lo cortan por obras, nos han talado árboles y han vallado parques y zonas verdes. A la vuelta de la esquina, los libros y los nuevos uniformes para el cole, un ojo de la cara –sin entrar en polémicas de LOMCE ni centros concertados que ya no se abrirán de aquí a las elecciones–.

Y vemos lo mucho que han crecido nuestros hijos, que nos hacen mayores, y cómo nuestros padres necesitan más afecto y apoyos. Y muchas dependencias en su limbo, sin abonarse. Pero el malestar se pasa nada más encender la radio o la tele. El Estado Islámico destruye con excavadoras el monasterio de Mar Elian, del siglo V –en Al Quariatain, Siria–, por no adorar a Dios. A más de doscientos rehenes, muchos cristianos, les queda convertirse al islan o pagar el impuesto.

Mientras, la entrada a Melilla se vigila por agentes sin armas –por bajas psicológicas–, pese a la amenaza yihadista. No es la mismo los inmigrantes del Mediterráneo: otros cincuenta cadáveres, aunque aseguran haberse rescatado casi tres mil vidas. La dura Merkel es abucheada en su visita al centro de refugiados Haidenau, por masas xenófobas y neonazis. “Hay tolerancia cero frente a quienes cuestionan la dignidad de otras personas”.

La cruz de la moneda, que Europa apoye a refugiados serbios y macedonios. Haz y envés de la misma hoja: el ex integrante del grupo musical Los Piratas –en Pontevedra– amenace a su mujer y su bebé con cortarlos en trocitos. ¿Hasta dónde el sadismo humano? El periodista Bryce Williams mata a tiros en directo a un cámara y una reportera.

No se queda en Virginia (EE. UU.). Inmaculada Sequí, joven presidenta de VOX en Cuenca, es asestada a golpes por fascista. ¿Por defender la vida y unos sólidos principios? Eso me hace pensar: que el vallado de parques, los partidos políticos emergentes, el traslado de párrocos en nuestras iglesias de barrio zaragozanas –que también han sufrido su tótum revolútm, Dios sabrá por qué–, sea para savia nueva. Con los tiempos que vienen…

Se anuncia un McWhopper o hamburguesa mixta entre Burger King y McDonald’s, alianza culinaria por la Paz, el 21 de septiembre. Nos sabrá a gloria.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 4 de septiembre de 2015).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris