Facebook Twitter Google +1     Admin

Magos del Sur

20160108020610-los-magos.jpg

Foto: www.medciencia.com

Acabamos de celebrar la fiesta de los Reyes Magos con variantes diversas: comparsas de teatro, circo, personajes que guían a los astros, niños con capacidades diferentes junto a Sus Majestades… Bienvenida la diversidad –lo de la versión en femenino es otro cuento–.

¿Sabios, monarcas, refugiados? “Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén y preguntaron: “¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella y venimos a adorarlo” (Mateo 2, 1-2). Poder para cambiar el signo de los tiempos y las castas no es que tuviesen mucho.

¿Qué riquezas anunciaba el profeta?: “Al ver esto, estarás radiante, palpitará y se ensanchará tu corazón, porque se volcarán sobre ti los tesoros del mar y las riquezas de las naciones llegarán hasta ti” (Isaías 60, 5). ¿Quiénes eran? ¿Tendremos que volvernos niños para reconocerlos?

Me gustó desde siempre su imagen de sencillos buscadores. Quizá por eso, este año me he encontrado con tres magos que venían del sur: Abdou, de Senegal –el jardín de la hospitalidad–; Vaibhav, de la India; Ángel, de Paraguay. Historias tan humanas como líricas.

Abdou, de un barrio de Dakar, se ganó durante meses la vida fuera de casa, viendo crecer sus rastas y el reconocimiento de “fay fal”, respetable. Profesor de música africana, se sabe español y catalán. Vaibhav, estudiante con nota de Física Cuántica en Bombay, amplió sus estudios en Londres y Zaragoza. Física y religión le llevan a la verdad; igual que la mística hinduista y budista, cristiana –Teresa y Juan–, judía o musulmana.

Y el padre Ángel –no el Príncipe de Asturias–, claretiano, buscador de estrellas interiores en jóvenes y desfavorecidos. Nos dejaba hace nada en Lambaré (Paraguay), tras la estela del Astro más radiante.

“Me pido la luna”, el lema de la cabalgata de Melchor, Gaspar y Baltasar. Y el Salmo 72: “Que en sus días florezca la justicia / y abunde la paz, mientras dure la luna”. Un marketing impecable; si no fuese porque otras luces más vistosas nos ocultan la estrella.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 8 de enero de 2016).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris