Facebook Twitter Google +1     Admin

Bisiestos

20160304153301-asia.jpg

Foto: Scott Kelly. De su colección colgada en Twitter.

El hundimiento del Titanic, el inicio de la Guerra Civil española, los asesinatos de Mahatma Gandhi, John Kennedy, Martin Luther King y John Lennon… Eran años bisiestos. ¿Castigo de los hados? Añadir un día a febrerillo el corto fue invención de Julio César, en el 46 a. C.: si eño son 365 días más 5 horas, 48 minutos y 45,25 segundos, cada cuatro decidió regalarnos un día entre el 23 y el 24 de febrero; que el calendario gregoriano pasó al 29.

Tienen su lado positivo. En la Inglaterra del siglo V, gracias a santa Brígida, las mujeres pudieron pedir matrimonio en ese día de más. Aunque para los chinos seas un ente espiritual-corpóreo –con cuerpo realmente físico solo al cuarto año­–, y te feliciten menos por Facebook, nacer el 29 de febrero es algo mágico. El Papa Pablo III, el poeta John Byron, el mafioso cinematográfico Dennis Farina, el cantante Mark Foster, Bartolomé I, patriarca de la Iglesia Ortodoxa, o Guadalupe González, Miss Universo Paraguay 2013, vinieron al mundo ese día especial.

Como los 32.000 españoles, varios niños mellizos y trillizos, la baloncestista Nuria Martínez o José Manuel Ubarrechena, fundador hace cinco bisiestos del Club Mundial de los Bisiestos –nada que ver con el Club del 27, divos músicales que nos dejaron con veintisiete primaveras–; y Pedro Sánchez, que cumplía este lunes 11 añitos –edad intelectual–.

Y algo extraordinario nos está sucediendo en 2016. Los deslumbrantes bólidos de fuego que cruzaron la atmósfera en febrero. Un invierno sin gobierno y sin frío. Que Arnaldo Otegui pase por preso de conciencia. La corrupción nuestra de cada día. Empresas que se alejan de la esfera económica… No será el final de los tiempos, pero algo huele a chamusquina.

Y se entiende. Si somos más etéreos que reales, aparentamos menos edad y mandan las mujeres con pasión de poder, normal es que asistamos en el Congreso a espectáculos de circo y gladiadores. Lo bisiesto es también hermoso, como vemos en las fotografías tomadas a la Tierra por Scott Kelly y Mikhail Kornienko, desde el espacio a Twitter. ¿Quién habló de desesperanza?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 4 de marzo de 2016).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris