Facebook Twitter Google +1     Admin

Obama

20160708153451-feluipe-y-obama.jpg

El rey Felipe y Barack Obama en el despacho oval. Foto: Efe.

Mitad de los cincuenta, los autobuses y las universidades ya no serían preferentemente para blancos. Rosa Parks sería el detonante al no ceder su asiento. La década siguiente sería la de los estudiantes con discapacidad. Universidad de Berkeley (California), Ed Roberts, con polio y conectado a un pulmón de acero, al que adaptaron las aulas y el hospital como dormitorio; lograba del Congreso unos derechos civiles impensables.

Pasarían otros veinte años para que la Vida Independiente tomase cuerpo en América, Brasil y algunos países europeos. En 2009 comenzábamos el Proyecto en Zaragoza, justo cuando Barack Hussein Obama se convertía en el primer presidente de color en Estados Unidos. Hay eventos históricos que marcan nuestras vidas.

Mañana nos visita. Ya en noviembre, en su entrevista con Felipe VI en el despacho oval, Obama resaltó “gran amistad entre los dos países”, y su profundo compromiso “con una España fuerte y unida, recuperada en gran parte tras una brutal recesión”. Relación política y económica, miles de millones de dólares, casi cien mil estadounidenses trabajando en empresas españolas o sus filiales. ¿Y la seguridad, dentro y fuera de Europa? Y no todo se encierra en esos parámetros.

Hace siete días, la esposa del Premio Nobel de la Paz, Michelle Obama, volvía a encontrarse con la reina Letizia en busca de más apoyos a su causa, Lets Girl Learn (Dejen que las niñas aprendan). Ella misma, graduada en la universidad de Princeton y especializada en Harvard Law School, su madre y sus hijas, Malia y Sasha, han tenido más suerte que los sesenta y dos millones de chicas en todo el mundo que no tienen acceso a la cultura. “Había gente que me decía que no era lo suficientemente inteligente para la universidad, para estudiar Derecho. No les hice caso. Vosotras tampoco tenéis que hacerles caso”, exhortaba a jóvenes camboyanas.

Me acordé de Eva –“tú vete a tu casa a fregar”–, embarazada de seis meses y agredida por un piquete de huelga. La buena educación es también un derecho, como demuestran los Obama.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 8 de julio de 2016).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris