Facebook Twitter Google +1     Admin

Malentendidos

20170512161100-pablo-pineda-verdiblanca-discapacidad-.jpg

Foto Verdiblanca Discapacida

Asistíamos al esperpento de un falso “impedido”, tirado por los suelos y dando alaridos de dolor, por no pagar la multa al utilizar fraudulentamente la tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad. En nuestros tiempos, hacíamos el paripé al contrario. Un voluntario se sentaba en una de nuestras sillas, y se levantaba de improviso gritando a todo gritar: “¡Milagro!”. Una broma inocente.

Alguna vez, al llamar a un teléfono público, me mandaban a dormir la mona. O al pedir que me timbren al portero automático, me daban una moneda. Aparecía esta nota en un diario: “Como yo también pago mis impuestos, quiero exigir al Ayuntamiento que prohíba el paso de peatones molestos, y no digamos ya si se trata de personas en sillas de ruedas, por las aceras donde hay terrazas”. Parece que la crítica iba contra la invasión de aceras por los bares, como luego se disculpa la autora: “Trataba de llamar la atención sobre el problema empleando la ironía, que creí clara de puro burda”. ¿Una simple antífrasis?

“¿Por ser ciega no puedo decidir con quién me caso?”. Hasta hace poco el CERMI no tomaba cartas en el artículo 56 del Código Civil: “Si alguno de los contrayentes estuviere afectado por deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales, se exigirá dictamen médico sobre su aptitud para prestar el consentimiento”. Un diverso físico, solo puede contraer libremente matrimonio si percibe la Prestación por Hijo a Cargo y sigue en el domicilio paterno. En caso de Prestación No Contributiva, se retira si los ingresos familiares sobrepasan los 700 euros al mes.

Ayuda a Domicilio por horas con copago. Esterilizar a mujeres con diversidad intelectual. Vetar a ellas y ellos el derecho al voto. No caer en la cuenta de que la asistencia personal sale más rentable que cualquier residencia. Burdos malentendidos.

¿Cómo reaccionan los aspirantes a un puesto de trabajo entrevistados por un jefe en Recursos Humanos con síndrome de Down, como Pablo Pineda? Hay engaños peores que los últimos de whatsapp, o las trampas para bici. ¿Seremos un pelín inteligentes?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 12 de mayo de 2017).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris