Facebook Twitter Google +1     Admin

Tertulias de verano

20140725154205-pablo-espe.jpg

Foto: La Sexta Noche

He leído opiniones para todos los gustos, pero echaba de menos un debate encendido entre dos personas inteligentes. Lo harían posible Esperanza Aguirre y su antípoda político Pablo Iglesias hace pocas noches en La Sexta. No voy tanto a los contenidos, como al análisis de los diálogos.

“Don Pablo, repita conmigo, los etarras son unos asesinos”, comenzó la dama. “A mí nadie me toma la lección –respondió el joven profesor–.Voy a hacerle una pregunta. Usted está preocupada por los Derechos Humanos, y su primer viaje fue a China, ¿verdad?, país sistemáticamente denunciado por Amnistía internacional. En 2013 el Partido Popular hizo un acuerdo de amistad con el Partido Comunista de China. Quería preguntarle también, a usted que le preocupan tanto las dictaduras, ¿qué opina de su amigo Villa Mir, que tiene negocios con una dictadura como Arabia Saudí?

Seguían tirándose los trastos –menos mal, por teléfono–. “Yo estoy en contra de todas las dictaduras –aseveró la Condesa–. Podría repetir conmigo, querido Pablo: los Castro, dictadores”. El contra ataque: “Repita usted conmigo, señora Aguirre: la Trama Gürtel firmó más de dos mil contratos con el Gobierno que yo presidía”. Y un nuevo intento de ‘tocado y hundido’: “Nadie, ninguna institución, ni siquiera Podemos, está libre de que en su seno aparezcan personas corruptas”.

La pasión iba ‘in crescendo’, al límite la ironía. Si el fútbol siguiese últimamente esa forma de política… “Lo que hay que hacer es dimitir a esas personas y ponerlas en manos de la Justicia. ¿Podría decir lo mismo el señor Iglesias del régimen de Venezuela, que le ha dado 3.700.000 euros, o de los asesinatos de los hermanos Castro, o de la dictadura que lleva reprimiendo a los cubanos 55 años? Sea claro, que sus votantes sepan que su sistema lleva a la pobreza”.

Finiquito de Pablo: “Quienes han empobrecido a España son los que han vivido durante años de su dinero público”. Confieso que disfruté, como profesional de la palabra. “Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra (‘¿Hasta cuándo abusarás, Catilina, de nuestra paciencia?’). Cicerón desnudó con su discurso la conjura enemiga. Yo quiero democracia y transparencia.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 25 de julio de 2014).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris