Facebook Twitter Google +1     Admin

Los santos inocentes

20151211152201-fiesta-navidad.jpg

Foto: Irland Regional Center

Nada que ver con los pasajes de Mateo 2, versículos 13-18, sobre el sueño de José, la huida a Egipto y la matanza de los niños judíos menores de dos años. Poco que ver con la novela de Delibes. Acaso alguna relación con Bernardino de Siena (1380-1444), santo franciscano y misionero, patrono de diversas enfermedades y de la diócesis homónima de California, en Estados Unidos, a cien kilómetros de Los Ángeles.

Dos años tenía precisamente Fabio, la primera víctima de ETA. De allí a nuestro 11 M, tuvimos tiempo de graduarnos en terrorismo. En Estados Unidos, por desgracia, están a la orden del día los disparos: noventa y dos muertos al día, cada semana, diez mil al año. Sin embargo, dicen que desde la matanza en la escuela de Sandy Hook en 2012, en Connecticut, por un adolescente obsesionado por los tiros, la de San Bernardino ha sido la más grave.

Aunque hablamos de otro terrorismo, este sí, globalizado. Un estadio de fútbol, una sala de fiestas, un aeropuerto, el metro, un hotel o una iglesia. En Los justos, de Albert Camus, los asesinos se apiadan de los niños. Esta última guerra es mucho más cruenta que la Revolución rusa de principios del XX. Farooq y Malik tenían una bebé de meses; él trabajaba en un departamento de Salud del que dependía el Irland Regional Center, centro de atención a discapacitados intelectuales. Los trabajadores celebraban su fiesta de Navidad. ¿La religión por encima de todo?

La relación con el Estado Islámico está ya contrastada, y Donald Trump intenta prohibir la entrada a cualquier musulmán. Aunque el enfrentamiento viene antes, como este tiroteo en la universidad de Oregón: “Preguntó ‘¿Eres cristiano?’, y disparó”.

Quizá tengan relación Delibes y el evangelista: “… es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen” (Mateo 2, 16-18). Los Derechos Humanos, ayer representados por el Cuarteto Nacional de Túnez al recibir el Nobel de la Paz, tienen la última palabra: “Necesitamos acelerar la eliminación de los puntos calientes en todo el mundo, particularmente la resolución del tema palestino”.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 11 de diciembre de 2015).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris