Facebook Twitter Google +1     Admin

Ser padres

20170317144709-gabriela-brimmer-y-alma-florencia-www.amsvans.com-.jpg

Foto www.amsvans.com. Gabriela Brimmer y su hija Alma Florencia.

Deseaba ser madre. No tenía pareja ni era el momento. Luego, la histerectomía me cerró las ventanas. No había visto todavía “Gaby, una historia verdadera”, basada en Gabriela Brimmer, escritora mexicana nacida con parálisis cerebral perinatal –movía solo el pie izquierdo–. A loa 30 decidió adoptar a su hija, Alma Florencia, con la continua asistencia de su nana.

Ahora, el debate ha surgido en el Foro de Vida Independiente. “Yo lo que veo es que "no existimos", ni como bebés ni como madres que pueden necesitar del vientre, me parece muy peligroso”. Subrogar: “Sustituir o poner a alguien o algo en lugar de otra persona o cosa” (DRAE).

Y ha saltado a la palestra política. En un vídeo conocemos a Sonia y Javier, matrimonio; Aurora, que se ofrece como madre gestante; Víctor y David, pareja homosexual. Todos felices padres, como Nicole Kidman, Ricky Martin, Miguel Bosé… Estados Unidos, India, Grecia… No es igual percibir más de cien mil dólares que una miseria. Ni que la madre de alquiler presta su vientre y óvulos, que si son células de los padres petitorios.

“Los intereses concurrentes necesitados de protección jurídica son tres: los menores; las mujeres que se prestan a esta técnica de reproducción; y los de los denominados padres intencionales. Si no hay compensación económica, muy pocas mujeres están dispuestas a gestar el niño de otro” (Martín Corera Izu, experto en Derecho Registral y profesor en la Universidad Pública de Navarra).

En España, la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida (art. 10), establece nulo el contrato de gestación de una mujer, que renuncia a la filiación materna. Pero la Dirección General de Registros y el Notariado, contemplan la inscripción de niños frutos de esta técnica, desde 2010.

Hoy no tendría niños. Necesitan moverse; una madre y un padre, mejor jóvenes; conocer la verdad. “Ayer me contaban el caso de una pareja de lesbianas en la que el óvulo de una se implanta en el útero de la otra y se fecunda” (FVID). ¿Cuál es la madre biológica? Tampoco “prestaría” a mi marido si me fuera a morir, como intentó la escritora Amy Krouse Rosenthal. Quizá sea egoísta y retrógrada.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 17 de marzo de 2017).

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris