Facebook Twitter Google +1     Admin

Catástrofes humanas

20170915144103-volcan-kilauea-cadena-ser-.jpg

Foto www.cadenaser.com

El Pacífico está vivo y rabioso. Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Ciudad de México… Y de ahí a Guatemala y El Salvador. 8,2 grados en la escala Richter –mayor magnitud desde 1932–; noventa muertos, y dos bebés: a uno se le cayó un muro encima; otro se quedó sin respirador al apagarse la luz. “Mucha conciencia colectiva”, comentaba una mujer.

“Al perro flaco no le faltan pulgas”. Miseria extrema, hambre, inseguridad en la calle, robos, violaciones… Efecto también devastador el del huracán Irma en Miami, Los Cayos, sur y costa de Florida… Españoles aislados en La Habana. Falta luz, alimentos, gasolina, comunicación… saqueos y locura. Categoría 1. Palmeras volteadas y arrancadas, cristales golpeados. Nadie te asegura tu casa en pie. “Se mata por una botella de agua”, decía una española. ¿El diluvio universal? Luego anunciaban el José, por no hacer tampoco en esto distinción de género.

También el Mediterráneo se pone algo pasional. Temporal en el centro y noroeste Italia: Livorno, Toscana, Liguria… Roma. Seis muertos. Inundaciones y desprendimientos, la situación se hace insostenible. Un matrimonio con su hijo mueren en un cráter volcánico cerca de Nápoles. Y se nos cae encima la Peña Oroel, en Jaca, uno de los rincones más bellos de Aragón.

La naturaleza es sabia y bellísima. Como el Kilauea y sus ríos de lava en Hawái. Aunque el cambio climático se prevé deje cien millones más de pobres. En entrevista a "Le Figaro", la directora general del Banco Mundial (BM), Kristalina Georgieva, destacaba el riesgo es particularmente importante para países más desposeídos: “En Siria, la generalización del conflicto coincidió con una sequía que empujó a las poblaciones rurales hacia las ciudades. Y en el norte de Mali la menor productividad de las tierras favoreció la inestabilidad política”.

“¡Cuántas veces se «normalizan» —se viven como normales— procesos de violencia, exclusión social, sin que nuestra voz se alce y nuestras manos acusen proféticamente!”, resaltaba el papa Francisco en su viaje apostólico a Colombia. ¿Desastres naturales? ¿O amnesia de derechos?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 15 de septiembre de 2017).

15/09/2017 13:41 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Higiene personal

20170909030842-veranp15-148.jpg

La fuerza de los límites

Desde mi sillón

Higiene personal

Te acostumbras. Cuando naces y creces dependiente que te ayuden en las tareas cotidianas es como atarte los zapatos o tomar la sopa, en las manos de otro. Mis padres y mis tíos fueron mis manos y mis pies, desde pequeña. La adolescencia fue un paso incierto. Cambio de hábitos, jóvenes asistiéndonos en las colonias… Lo superé con nota.

Y se abrieron los diques. En el viaje de estudios, en las salidas, siempre echaron un cable amigas y compañeras como algo natural. Aunque privado, con respeto y mimo.

Según cumplía velas, por los míos también iba pasando el tiempo, nos hacíamos interdependientes. Hermanos y pareja a nuestro lado. Sin embargo, se ilumina la lámpara interior: vamos necesitando una asistenta, al menos de forma intermitente.

No es fácil a la primera vuelta. Levantarme, asearme, arreglarme, emprender el día… eso que hacemos todos se convierte en una obra de arte cuando se complementan mi mente y tu cuerpo que me apoya, en cada detalle que no puedo por mí misma.

Mayores nos hacemos todos. Un bastón, unas ruedas, pueden ser bellos si vamos progresando adecuadamente. A veces me pregunto por mi futuro, sin respuesta. Cuando creces y maduras dependiente y con ayuda a medida, hasta se hace sencillo. Es higiene interior.

María Pilar Martínez Barca

A nuestro alcance

Ciudad con corazón

Elegimos Huesca como lugar de vacaciones. Placitas recoletas, monumentos históricos, museos y centros culturales, platos típicos. Era solo el preámbulo de una inclusión real.

M. P. M.

San Pedro el Viejo, sus arcos y su planta románica, su claustro y su capilla de San Bartolomé. La Catedral, con su retablo gótico y su óculo central, de Damián Forment; y sus santos patronos, Vicente y Lorenzo. Calles tradicionales y tesoros… como la maqueta de Sancho de Larrosa, célebre copista del “scriptorium” oscense; las rosquillas de las Madres Carmelitas, o el Museo Pedagógico de Aragón.

Profesores y artistas brillan con luz propia, como Ramón Acín y sus Pajaritas, en el parque Miguel Servet. O el excelente mural de Antonio Saura en el techo de la Diputación. Me sorprendieron plazas, edificios, transportes accesibles, incluso de Huesca a Zaragoza. Algo tiene la albahaca.

CADIS (Coordinadora de Asociaciones de Personas de Discapacidad), entre sus actividades inclusivas, ha implementado un Piso de Vida Independiente y la emisora Display TV. En el piso conviven, desde 2005, cada curso dos estudiantes de Magisterio y dos jóvenes con diversidad intelectual. El canal televisivo muestra capacidades diferentes, educa, nos aproxima.

La Plataforma de Voluntariado presentaba a instituciones y empresarios el proyecto “Turismo Accesible”: las potencialidades de la provincia al alcance de todos. Actualmente CADIS sigue trabajando, bajo el sello "Huesca + Inclusiva", en dos líneas: Redacción y aprobación por el Ayuntamiento y otras entidades de una "Guía para organizar eventos accesibles"; identificación y señalización de una ruta accesible en el Casco Antiguo. Incluir es desterrar abusos.

Más corazón

Sin rostro

Ni temor ni lástima; justicia y solidaridad. “Una boca para poder comer. Un párpado para cerrar el ojo”. La Fundación aragonesa Sigo Adelante devuelve la dignidad a niñas y mujeres paquistaníes.

Castigadas con ácido por no obedecer los dictados del varón. Objetivo general, mejorar la calidad de vida de quienes, por traumatismo, sufren secuelas físicas o psicológicas. “En 2015 nos hemos planteamos un reto complicado pero gratificante. Un proyecto en Pakistán dónde, sobre el terreno, hemos acudido a intervenir quirúrgicamente a mujeres víctimas de ataques con ácido y secuelas graves de quemaduras”.

Material médico, personal sanitario y administrativo, logística y difusión, la fundación local Depilex Smile Again (DSF) y nuestra ayuda.

www.fundacionsigoadelante.com. Y en Facebook.

M. P. M.

09/09/2017 02:08 pilmarbarca Enlace permanente. La fuerza de los límites No hay comentarios. Comentar.

El retorno

20170908145105-freepik.jpg

Foto Freepik / Heraldo

Mi sobrinito de tres años lleva meses soñando ir al cole de mayores –segundo ciclo de Infantil–. ¿Conocerá las letras este curso? Sabe interpretar por los dibujos los cuentos que sus papis le leen cada noche, cómo coger la luna y el número de cada autobús. Uno de esos 110.000 pequeños aragoneses que van a disfrutar de una educación normalizada, comedores y unos primeros libros. ¿Qué futuro vamos a prepararles a él y a su hermanita, que nacerá en octubre?

No tantas diferencias entre centros urbanos, rurales y aulas prefabricadas de barrios emergentes –Valdespartera, Arcosur o Puerro Venecia–. Que los padres se impliquen en sus tareas y un sano equilibrio entre actividades extraescolares y ocio, frustración y creatividad, podrían ser la fuente de una escuela inclusiva, con niños inmigrantes, culturalmente diversos o con capacidades diferentes. Y no como un pequeño catalán que no pudo jugar con otro de nuestros sobrinos: no compartían el idioma.

Los sobrinos medianos comienzan Tercero de ESO. Biología, Física y Química congenian todavía con Geografía e Historia, Lengua Castellana y Literatura, en sus cerebros adolescentes. Junto a las hormonas en desarrollo –en el caso del chico–, o en plena ebullición –en ella y sus amigas–. Dicen que las mujeres maduramos antes y, más constantes, aprobamos casi todo a esa edad, sea herencia genética o psicosocial.

Los más mayores han optado por Bachillerato, inclinado al Dibujo Técnico, y un módulo de Formación Profesional. Sus primeras salidas, relaciones, inquietudes… Siguen siendo unos niños grandes que han podido estudiar aquello que motivó su infancia. ¿Plazas libres en la Universidad? ¿Un Erasmus? ¿La suerte de un empleo?

“Si usted no tiene libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada. Deberían educarnos para pensar por nuestra cuenta y arriesgarnos” (Ramón Sampedro). Si no, el Rey Arturo cambiará la espada por el móvil, y la Sirenita sufrirá los efectos de los residuos tóxicos vertidos al mar, como ha expresado en imágenes Tom Wart. ¡Quién pudiera retornar a la inocencia!

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 8 de septiembre de 2017).

08/09/2017 13:51 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Dolor de madre

20170901144522-juana-y-sus-hijos-efe-granada-heraldo-.jpg

Foto EFE Granada / Heraldo

Londres, Cerdeña, Granada, Marruecos… ¿Dónde el paraíso? ¿En qué punto el ángel decretó con su espada la expulsión de la felicidad eterna? Celos, malentendidos, desconfianza, ¿infidelidad? Los mitos van cambiando con los tiempos y el nivel cultural; nadie habla hoy de azufre ni de llamas –a no ser los incendios estivales–. Pero el infierno es algo tan dramático y real como la vida misma.

El culebrón del verano. Juana Rivas y Francesco Arcuri. Ella, empleada de la sección de Deporte de El Corte Inglés e hija de padres separados; él, propietario de un restaurante o “trattoría” e hijo de un veterano periodista genovés. ¿Qué son quince años de diferencia cuando une el amor?

Se unieron enamorados. No buscaron los hijos. ¿Cuándo la primera señal de desencuentro? ¿La pavesa que puede prenderlo todo? ¿El primer maltrato? “La situación se agravó cuando le pedí que me dejara un espacio sin niños por una hora al día para estudiar… Dormía en el salón para que no me conectara a internet y poder vigilarme; odiaba que estudiara y que me relacionara con gente; me insultaba de continuo; era muy celoso si salía sin niños, incluso al supermercado, y me regañaba por el tiempo de duración de la compra…”, escribía Juana.

Tres meses de cárcel y quince de alejamiento. Ella lo perdonó. ¿Regresó Juana a España con su consentimiento? ¿Sustracción de menores? El Tribunal Constitucional negando a la víctima el amparo, la guardia civil buscando como sabuesos a los niños… La mujer pudo cometer errores, ¿imperdonables?

Colectivos de mujeres se han dejado oír: “Rechazamos en especial el papel del ministerio fiscal y de la Fiscalía de Violencia de Género, que lejos de velar por la protección de los menores y de la mujer maltratada, ha demostrado ser insensible con las víctimas”. Y recordaba la película “Te doy mis ojos”, de Icíar Bollaín: el marido saca al balcón desnuda a la esposa, para vejarla. Su delito, querer desarrollarse en su trabajo.

Los pequeños quieren vivir con Juana. El dolor de una madre, la humillación y amenazas hasta la muerte, ¿hasta cuándo invisibles?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 1 de septiembre de 2017).

01/09/2017 13:45 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Fobia a la paz

20170825143708-fachada-de-la-pasion.jpg

Foto www.langues.education. Puerta de la Pasión de la Sagrada Familia, detalle de la Resurrección.

Algunos episodios muy puntuales apenas nos rozaban. De las Fiestas del Ángel en Teruel al Cipotegato turianosense: San Lorenzo, el Festival de Jaca, los trajes ansotanos; o la Virgen de agosto en gran parte de nuestra geografía. Muchos optaron por la costa; nada que ver con aquellas películas de Alfredo Landa ni con “Verano azul”. Hasta el “balconing” fue una simple anécdota.

Semanas antes, se paraban los pies al Daesh en Mosul, y se daba por muerto al califa de las siete vidas. Aunque la guerra continuara: “Es una pena ver cómo los niños mueren en la calle”, me relataba Ronald Scott, médico militar de EE. UU. destinado en Damasco (Siria), a través de Facebook. Porque Trump parecía protegernos del eclipse solar del pasado día 21 con el que se vaticinaba el principio del final del mundo.

Todo estaba tranquilo, y al día siguiente de San Roque la noticia estalló en el pueblo: “Y de pronto, salidos del polvo de la planicie, descubrimos a los guerreros nómadas que se desperdigados en una gran línea recta” (Irene Vallejo, El silbido del arquero). Solo que ahora en vez de flechas y lanzas era una furgoneta en el centro turístico de Las Ramblas y la plaza de Espanya. Barcelona se une por desgracia y por la sangre a París, Londres, Mánchester, el Cairo, las ruinas históricas de Palmira…

¿Motivos religiosos? ¿Deseo de ampliar Al Ándalus a un amplio territorio de piel de toro cortado en tiras, como se hizo de Cartago? Y recordé la última Feria del Libro de Madrid, con metralletas, coches y furgones de policía en pleno Retiro. Lo nunca visto. Nivel 4 de alerta.

Precisamente allí me regalaron Anatomía de un hombre pez, Premio Internacional de Narrativa “Novelas Ejemplares” 2016: “Transcurría el verano de 1989 y allí estaba yo, con mi bañador color mandarina, mi colchoneta (a los ocho años, cualquier objeto lúdico o de interés iba precedido de un ) y el barniz epidérmico de un crío que disfrutaba de un mes de vacaciones de playa” (Eduardo Bieger Vera). ¿Volveremos a contemplar Alcanar, Cambrils u otro lugar costero con los ojos de un niño?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 25 de agosto de 2017).

25/08/2017 13:37 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Pierna quebrada

20170821021310-foto-derechos-gumanos.jpg

Foto Derechos Humanos ¡Ya!

“La mujer, con la pata quebrada y en casa”, rezaba en tiempos de Mari Castaña un desafortunado refrán popular. El llamado sexo “débil” fue invisible durante siglos, como en la América de Luther King los ciudadanos de color y ahora las personas con diversidad funcional.

En la última campaña de la Dirección General de Tráfico podemos escuchar: “He perdido mi independencia, mi intimidad. Cuando se tiene un accidente como el mío, tu ser querido se convierte en tu cuidador”. Lo dice Mar Cogollos, víctima de accidente mientras conducía un compañero, “postrada” en una silla de ruedas desde entonces. Los otros dos protagonistas de la cinta son Anna González, atropellada en su bicicleta, y Jordi Porta, que conducía en moto bajo los efectos del alcohol. “Un segundo es todo lo que necesitas para pasar de la moto a la silla. Es increíble lo rápido que te puede cambiar la vida. Carretera y alcohol son absolutamente incompatible”. ¿Culpabilidad?

Hay otra visión. “Con el paso de los años ir en una silla de ruedas no es solo una “desgraciada” forma de moverse, sino parte de la persona y de su forma de ver la vida. Un vida siempre digna en tanto que es vivida”. (Elena Prous, enfermera, activista derechos humanos, escritora, buceadora y antropóloga con diversidad funcional). ¿Por qué perder la independencia y la intimidad? ¿Un cambio drástico a peor? Ahí entra la asistencia.

Sería necesaria otra campaña dirigida al imaginario colectivo, mejor con ironía: “Hayas hecho lo que hayas hecho, si tienes un accidente de tráfico, algún exceso has tenido que tener; eres culpable y responsable individual, y con suerte, protagonizarás una campaña de la DGT”, escribía Elena.

Aunque quizá mejor quedarse quietecitos, dadas las perspectivas: inclusión con cuentagotas, exposiciones de escaleras solo para atletas bípedos –C. M. Escher en el Palacio de Gaviria de Madrid–, fobia anti turistas, coches autónomos camicaces… Todo tiene remedio: volvernos invisibles, cubiertos de poliuretano, ecológicos y mimetizados con el entorno. Y entonces sí, todos iguales en la foto.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 18 de agosto de 2017).

21/08/2017 01:13 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Despacito

20170811050125-nueva-tecnica-genetica-geneticoibbl-.jpg

Foto Heraldo/Efe

No es una enfermedad rara. Una de cada quinientas personas puede desarrollar la miocardiopatía hipertrófica, causa de la muerte súbita de algunos atletas. El Laboratorio de Expresión Genética del Instituto Salk (California) –donde trabaja español Juan Carlos Izpisúa Belmonte–, la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, el Instituto de Ciencias Básicas de Corea del Sur y el Laboratorio de Ingeniería para la Innovación de Diagnóstico Molecular (China), han descubierto cómo corregir la mutación genética que la provoca.

Se trata de una innovadora técnica, llamada CRISPR-Cas9, que trata embriones nuevos en su más temprano desarrollo. “Se producen cigotos fertilizando ovocitos sanos”; o se corta el genoma por la parte dañada para luego repararlo. El método se practica tras la fecundación “in vitro”, o antes de esta, inseminando las células sanas junto con el esperma en el óvulo femenino. ¿Selección genética? Ojalá algún día se curase la parálisis cerebral.

¿Hasta dónde los límites bioéticos, económicos…? Saltaba a la prensa y a las redes la supresión, de la sanidad pública andaluza, de otra metodología punta en el tratamiento de la escoliosis de aparición precoz. Denominada popularmente “técnica del tirante”, consiste en colocar un corsé de yeso en el tronco del paciente, que evite una mayor desviación y hasta la intervención quirúrgica. El doctor David Farrington y su equipo llevaban más de diez años aplicándola en la Unidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología Infantil del Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, centro nacional de referencia.

¿Oscuros interesen? ¿Celo profesional? La columna puede incluso rotar, afectando a los órganos internos. Tallos de crecimiento electromagnéticos, método Ponseti para el pie zambo, cirugía multiniveles para parálisis cerebral… ¿No hay dinero?

No son embriones, sino niñas y niños en pleno crecimiento. Recuerdo a compañeros fallecidos prematuramente de distrofia de Duchenne, ninguno hijo de Isabel Gemio y su Fundación. Las cosas públicas de palacio, como esa canción que se ha hecho viral, van despacito.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 11 de agosto de 2017).

11/08/2017 12:42 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Feliz cumpleaño, Charlie

20170804150542-el-pequeno-charlie.jpg

Foto www.informativostelecinco.com

Ser padres es una experiencia religiosa, irrepetible. Tener un nuevo sobrinito o sobrinita, una nieta o un nieto, o esperarlos, es algo también maravilloso, un sentimiento inefable.

¿Por qué a mí?, la típica pregunta retórico existencial de cuando en la tómbola de la vida nos tocan boletos negativos con los que no contábamos. ¿Por qué a nosotros?, se cuestionarían muchas veces Chris y Connie, los papás de Charlie, el bebé de onces meses ingresado en el Great Ormond Street Hospital de Londres, y que fallecía la semana pasada en un centro de cuidados paliativos.

Una historia de amor, ilusión y esperanza irrefrenables; y de frustraciones sucesivas. Charlie nace el 4 de agosto de 2016, “un niño perfectamente sano”. A las ocho semanas es ingresado por primera vez, su salud se irá deteriorando progresivamente.

El diagnóstico, síndrome de depleción de ADN, o agotamiento mitocondrial, enfermedad hereditaria rara que incapacita al organismo para aportar energía a los músculos. A los seis meses, una nueva luz esclarece la oscuridad: el neurólogo estadounidense Michio Hirano visita al niño y, mediante una terapia experimental de nucleósidos, apunta “un 10% de probabilidad de fortalecimiento de los músculos, y una pequeña pero significativa mejora de la función cerebral”. Apoyado por científicos internacionales, dos de ellos del hospital barcelonés Vall d’Hebron.

En contra, los médicos que lo tratan –“Es injusto que Charlie siga vivo”–, y el Tribunal Superior de Justicia de Londres. Otros seis largos meses de confrontaciones jurídico sanitarias. Los últimos escáneres cerebrales y  el Tribunal Europeo de Derechos Humanos llevan al desenlace. A los padres tampoco se les deja un tiempo íntimo para despedirse del pequeño.

Hoy cumpliría un año. ¿Una vida infecunda? “La vida de Charlie no ha sido en vano, crearemos una fundación para salvar a otros niños que padecen la misma enfermedad con los tratamientos médicos que se están desarrollando en el mundo”, declaraba la madre. “Nuestro niño bello se ha ido. Estamos muy orgullosos de ti, Charlie”.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 4 de agosto de 2017).

04/08/2017 14:06 pilmarbarca Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Memoria que persiste

20170730023950-la-persistencia-de-la-memoria.jpg

Foto www.artehistoria.com

No sé si en 1931, cuando colgó sus relojes blandos de ramas esqueléticas en “La persistencia de la memoria”, Dalí tendría una idea preclara del tiempo. Aquel muchacho solitario de la Residencia de Estudiantes centrado en sus dibujos: “Salvador Dalí, entonces, me pareció muy tímido y de pocas palabras. () Cuando visité su cuarto, una celda sencilla, parecida a la de Federico, casi no pude entrar, pues no sabía dónde poner el pie, ya que todo el suelo se hallaba cubierto de dibujos…” (Rafael Alberti, La arboleda perdida).

Sus primeros retratos y paisajes, cubismo, dadaísmo, un surrealismo interiorizado, su etapa realista… “Muchacha en una ventana”, su Cristo cúbico, el otro inspirado en San Juan de la Cruz o “La Madonna de Port Lligat” siempre me atrajeron. A un alma hipersensible se le disculpan las excentricidades.

¿Y el amor? De su relación platónica en Figueras, y quizá atracción intelectual por Lidia de Cadaqués –compartida por Eugenio D’Ors–, a “La miel es más dulce que la sangre” de 1927, claramente alusivo a García Lorca. Después de 1929, tan solo Gala, la humana, la divina, retratada de espalda o mirando cara al absoluto, la caleidoscópica metáfora sin final. “La edad de oro fue presentada… era un barco que se iba a pique. (…) Yo estaba solo, con Gala. Mis pretendidos amigos surrealistas ya me detestaban” (Confesiones inconfesables, de Salvador Dalí).

¿Y la guerra? “La cesta de pan” o “Composición blanda con judías hervidas” son más que una premonición. París, Nueva York, México… y otra vez Cadaqués y Figueras. El círculo en forma de huevo, el caracol, las hormigas, la abeja, el elefante. Exhuman  el cuerpo de Dalí, su bigote sigue marcando las diez y diez. Su anterior descendiente, Cecilia Eluard, hija de Gala y Paul, tuvo que renunciar a su herencia. “… Dalí escucha en una casete sin fin Noche de ronda, una vieja canción que le trae recuerdos de sus escapadas al Rector’s Club con Lorca y Buñuel. Es, una vez más, la persistencia de la memoria” (Agustín Sánchez Vidal, Buñuel, Lorca, Dalí: El enigma sin fin).

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", domingo 30 de julio de 2017).

30/07/2017 01:40 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Pájaros en la Cabeza

20170721145844-portada.png

Foto Pájaros en la Cabeza

Celebrábamos el cumple de un sobrino y fuimos a comer. El espacio era amplio, luminosamente transparente. Un incómodo escalón de entrada. “No os preocupéis, tenemos rampa”. Cafetería, salón para comidas más otro comedor interior. Más terraza. “El baño lo tenéis abajo, hay ascensor”. El color blanco invitaba al reposo. Una joven de uniforme naranja y con síndrome de Down tomaba nota de las bebidas. ¿Será hija del dueño?

Enseguida vino Alberto Muñoz, el responsable. “Podéis venir cuando queráis. Y si vienes sola te ayudaremos a comer”. Allí chirriaba algo y a la vez había feeling. “¡Qué difícil el trabajo para todos!, ¿verdad?”.

Comienza el restaurante en septiembre de 2014. Detrás, una larga historia, personal, colectiva, solidaria. “Muy joven me puse a trabajar, compaginaba mis estudios y la asistencia a Julio Esponera, un down muy especial que marcó mi vida”. Años de profesional en ASPACE (Asociación de Parálisis Cerebral); y Polonia, una fábrica de Balay, “el 40% de la plantilla y capacidades diferentes”.

Lourdes Roda, coordinadora de Adultos de la Fundación Down Zaragoza, dio forma a Pájaros en la Cabeza. María Izuel y María Ruiz, “dos jóvenes con discapacidad intelectual de Fundación Down realizan sus prácticas del curso Servicio básico de Restaurante/Bar, financiado por Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo a través de Inserta Empleo”, fueron las primeras. Después, Íñigo y Jorge entre los 14 empleados.

“El reto era arriesgado: facilitar el acceso de una persona con discapacidad intelectual en un entorno normal”. Comidas, cumpleaños, eventos, comuniones… Colaboración en conciertos de ADISLAF –chavales con problemas y músicos profesionales–, la visita de Amaral, su pertenencia a Valueable, la red europea de hoteles y restaurantes socialmente responsables, el Premio CE`PYME 2016 de manos de Mariano Rajoy… “Lo primero que hago es dar un beso a mis compañeros, después organizo las mesas y limpio hasta que llegan los primeros clientes”, dice María.

Cuidado del detalle, eficacia productiva y un gusto exquisito en Juan Pablo II 42.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 21 de julio de 2017).

21/07/2017 13:59 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris