Facebook Twitter Google +1     Admin

Silencio

20170120153904-escena-pelicula-periodista-digital-.jpg

Foto www.elperiododigital.com

Me cuestiona mi fe. Veía el otro día “Silencio”, la última película de Martin Scorsese basada en la novela homónima del escritor católico Shūsaku Endō. Dos jóvenes jesuitas, Rodrígues y Garipe, emprenden un peligroso viaje a Japón –segunda mitad del siglo XVII–, en busca de su antiguo maestro espiritual, el padre Ferreira.

Se habla de una filmografía impecable, de imágenes bellísimas, de seres existencialmente torturados, de la niebla y el barro de una tierra paupérrima; de Nikos Kazantzakis –La tentación de Cristo–, Mel Gibson o el cristianismo trágico de Unamuno; de Dios personal y comunión cósmica. Del otro lado, la apostasía, evitar el sufrimiento a toda costa, una falsa alianza de creencias –cristianismo y budismo–; y un silencio de Dios manipulado según lo políticamente correcto.

Con los ojos del alma, se ve algo más allá: la captura de los “kirishitans”, entre el auge misionero de San Francisco Javier y la legalización en el siglo XIX. Emociona cómo los campesinos acogen a escondidas la Eucaristía, el perdón o una simple cuenta de rosario. O Mónica, esa mujer que aguarda esperanzada su sentencia, a cambio del “paradiso” sin miseria. Impresiona Kichijiro, traidor y espejo del protagonista. O ese cristo de madera escondido, como sus siervos, en lo más íntimo del ser hasta la pira crematoria.

¿Ficción histórica? ¿Cuántos cristianos son masacrados hoy? El Lycée Molière de Zaragoza recibía un abrumador ciberataque: “Somos musulmanes y estamos orgullosos de serlo. El Corán es nuestro libro. Confiamos en Alá. Trabajamos para Alá. Muerte a Israel. Libertad para Palestina. Jerusalén es nuestra. ¡Espérennos!”.

Se habla de nuevos tiempos. De la era Trump en la relación internacional. Del periodo Antropoceno del planeta, generado por la mano humana –bombas nucleares incluidas–. “El ambiente humano y el natural se degradan juntos” (Laudato sí, papa Francisco). Scorsese lo muestra en su película. Y en el centro, “Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; para los llamados fuerza y sabiduría”. ¿Apocalipsis o Parusía?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 20 de enero de 2017).

20/01/2017 14:39 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Elena Peralta

20170113153812-elena-con-jovesnes.jpg

Foto Elena Peralta Valero (facebook)

Sobran presentaciones. Autora de Las cárcavas del silencio y Entre las sombras de otoño. Coordinaría Un poema una voz (Olifante), antología con nombres como Ángel Guinda, Luis Alberto de Cuenca o Joan Margarit; El laberinto de la dicha y otros relatos, o 35 Noches para un sueño –homenaje a Javier Tomeo–.Tradujo al catalán la novela El príncipe Mallorquín, del arabista Juan José Valle.

Nos conocimos en el X Festival de Poesía del Moncayo. Su voz pondría luz a Del Verbo y la Belleza –en torno a óleos de Isabel Guerra–, y un año después participaba en Cuentos desde la diversidad (Col. Joseph Merrick). “Subir sola al metro y buscar en la puerta, para poder  leer con la yema de mis dedos el juego de signos que me trajera la palabra “abrir” era toda una proeza”.

Coincidimos en diciembre en las Jornadas de Concienciación del IES Leonardo de Chabacier, en Calatayud. “Como soy invidente…”. “¿Tú eres ciega? –la alumna le miró incrédula–. ¿Y cómo te combinas la ropa?”. “Cada color emana una diferente calidez”.

“También tienen fecha de partida / las lágrimas que intento desterrar”. Conserva un mínimo porcentaje de visión por el ángulo de un ojo. “Los ciegos leemos mucho, por braille o audiolibro. Jugamos a las damas y otros juegos. Memorizamos el lugar; no es igual un paso de cebra que de metro. Desarrollamos mucho el sentido del oído”.

“El trabajo, mi casa, mi marido… De la pérdida de tantísimas cosas en poco tiempo surgió con fuerza otra nueva persona”. ¿Qué le haría salir de su hundimiento? “La fuerza de uno de mis hijos, me llevó a la ONCE y ahí comenzó todo”.

Tenía 53 años cuando el glaucoma. Miembro de las tertulias Versos pintados del Café Gijón y del Círculo de Bellas Artes en Madrid; de Zero Art en Barcelona. Da talleres literarios en Alcalá Meco y en el Psiquiátrico San Miguel. Actriz en el mejor grupo de teatro amateur, “La luciérnaga”. “Debía devolver lo recibido”. Lo mejor, sus poemas: “La hipotenusa del dolor / besa la luz / en las heridas del sarcasmo” (“A la mujer maltratada”). O “surco la eternidad, formando parte de ella”.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 13 de enero de 2017).

13/01/2017 14:38 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Magos de la domótica

20170107024806-casa-dimo.jpg

Foto www.casadomo.com

Estimados Magos –Majestades, sabios, ingenieros de la electrónica o quienes quiera que seáis–:

Este año, no voy a deciros que he sido una niña buena, pero sí una adulta que ha luchado con toda su voluntad y sus fuerzas para que el entorno cercano, la ciudad y esta sociedad que habitamos sean más accesibles para todos. Por eso, os pido mi regalo: un techo digno, una vivienda asequible y no solo a mi altura, sino a la de tantos compañeros con cualquier diversidad funcional; y también niños, ancianos, bajitos, corpulentos, mamás embarazadas o deportistas que deben de guardar una temporada de reposo.

Sí, una casa como la que, gracias a Fundación ONCE y al Real Patronato de la Discapacidad, viene paseándose por España, precisamente sobre ruedas, y que hace poco paró junto a La Lonja. La casa inteligente o casa domo, con su recibidor, salón, dormitorio, un baño para la higiene íntima casi autónoma, cocina a la medida de cada usuario, y la puerta de entrada y de salida con sistema automático y seguro de apertura o cierre.

Con vuestra sagacidad y experiencia, no se os escapa una. Vale, es un inmueble de cien metros. Pero habréis notado que está montado en una sencilla furgoneta. Algún detalle. La lámpara se enciende al roce de la mano –sin quitarle el empleo a Aladino–. La alfombra no es voladora, pero avisa si el abuelo con alzhéimer o el niño soñador se levantan por la noche a ver la luna. El baño es unisex y universal, con lavabo elevable, sistema anti caída, ducha por aspersión, secador de piel y un inodoro que te limpia el bajo con un tubo de agua, al estilo japonés.

En la cocina, ningún bebé puede hacer de las suyas, con vajilla y cubiertos adaptados e irrompibles. Y con el mobiliario regulable e inteligente, a ningún señor o papá le vale ya la excusa del “yo no puedo”.

Cuando lleguéis, magos míos, yo misma podré abriros: el vídeo portero está a mi altura. ¡Corred la voz! ¿Sabéis que poner todos los sensores de un hogar no sube los 500 euros? De pequeños, podían engañarnos con vosotros. Ahora, el cuento de la crisis ya no cuela.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 6 de enero de 2017).

07/01/2017 01:48 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Volver a nacer

20161230160016-coro-ejercito-ruso.jpg

Foto www.eurospectacles.com

¿Qué navidades fueron? Serían tres. Gradas, butacas y zona reservada a control de luces y sonido y al público de capacidades diferentes, en la Sala Mozart, estaban a rebosar. Abajo, el escenario fue llenándose de un batallón curiosamente uniformado. Hombres y señoritas, maduros y más jóvenes. Bella puesta en escena.

Piezas patrióticas, tradicionales rusas o folclóricas, mezcladas con la mejor música universal. La orquesta y cada instrumento se acompasaban al coro, la soprano, el tenor, los solistas. Completaban la magia acrobacias y saltos imposibles, y el atrevido colorido de los mil y un danzantes del ballet –cada número vestían un nuevo traje–. Orquesta, Coro y Danzas del Alexandrov Ensemble te robaban el alma y los sentidos.

¿Tocaron “Los remeros del Volga”? ¿Lo he soñado o interpretaron a Falla? También “Noche de Paz”, “Granada”, “Gigantes y Cabezudos”, “Que viva España”. ¿Cantó Vladislav Golikov? ¿Dirigía ya el Coro Valeri Khalilov? Mo guardo los programas de mano. Ni recuerdo si explicaban la creación del grupo: 1928, Alexandre Alexandrov, por levantar el ánimo de los soldados; anti nazi en la Segunda Guerra Mundial, y después comprometido en más de setenta países, entre ellos Afganistán, Yugoslavia o Chechenia. Me quedé en la emoción.

El Coro del Ejército Ruso visitó Zaragoza ya en 1984, en el Palacio de Deportes (el Huevo). Boris Alexandrov, director, compuso “ex profeso” “’Que te acompañe la paz, tierra española”. Imposible acceder. Luego el Teatro Fleta y el Auditorio.

Este año no venía en los conciertos navideños. El día 24, un avión Tu-154 se hundiría en el Mar Negro? ¿Por qué sesenta y cuatro artistas? Me ha quedado el dolor.

“No sé si ha sido la guerra de Siria, un accidente o la casualidad. Solo sé que hace un mes, su interpretación de la jota de “La Dolores” me conmovió. No pronunciaba bien y decía “Arragon”, pero qué corazón ponía. El mismo que otros no ponen para buscar la paz” (José Luis Gracia Mosteo). La música que inspirase a  Mijail Glinka en “La jota aragonesa” y “’Las oberturas españolas” es para siempre.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 30 de diciembre de 2016).

30/12/2016 15:00 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Nadia Nerea

20161223161901-nadia-httptricotiodistrofia.blogspot.com.espnadia.html-.png

Foto httptricotiodistrofia.blogspot.com.espnadia.html

Tiene nombre de princesa de cuento, aunque esta Navidad sea más Cenicienta y ella mima juguete de intereses oscuros. Otro nombre más feo, cacofónico y extraño: la tricotiodistrofia: “es una enfermedad de origen genético poco frecuente, por lo que se considera una enfermedad rara. Las principales manifestaciones consisten en anomalías en el pelo, retraso en el desarrollo físico y mental, ictiosis, signos de envejecimiento prematuro…”. Consecuencia, una diversidad más.

Me costó comprender que la discapacidad no es solo una circunstancia personal, sino producto del entorno. Las capacidades diferentes de una niña o un niño serán mayores cuanto menor sobreprotección. Desarrollo integral de la persona, buena formación, apoyo, solidaridad, investigación que aumente la calidad de vida. El dinero es fundamental.

Sin embargo, no mezclemos churras con merinas. Porque existen atrofias psicológicas, graves minusvalías que acrecientan el ego, miopías y glaucomas morales sin solución de cura. Y los padres de Nadia reúnen todos los boletos. Alquiler de la vivienda familiar, elevadas sumas a una empresa de automoción, material informático y relojes de primera, algunas armas… ¿La droga parte del tratamiento?

La trata de personas, niñas y adolescentes, se nos hace aberrante. El tráfico de órganos ha llegado a España, espeluznante. ¿Y negociar con el dolor y la empatía? “Hay muchas personas sin escrúpulos. No tengo palabras. No puedo comprender cómo alguien utiliza la enfermedad de su hija y el dolor de una niña para sacar dinero”, declara Isabel Gemio, como madre de un hijo con distrofia muscular de Duchenne.

¿Podemos calcular los granos de arena del desierto? ¿Y los años que nos quedan por vivir? “Es una enfermedad que puede llegar a ser mortal, pero también puede manifestarse de formas más leves, afectando tan solo al pelo o la piel”, aseguraba Jaume Campistol, que atendió a Nadia con cuatro años en el hospital infantil de Sant Joan de Déu. ¿A qué jugamos?

Nadia Nerea puede pasar de princesa de cuento o pesadilla a mujer madura. ¡Muy feliz Navidad!

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 23 de diciembre de 2016).

23/12/2016 15:19 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Navidad civil

20161217033902-feria-navidena.jpg

Foto Heraldo. Feria navideña en la Plaza del Pilar.

Igual que el matrimonio, y ahora según algunos el bautizo y la comunión, el solsticio de invierno fue siempre civil. Bautizo, “fiesta con que se solemniza el bautizo”, entendiendo bautizar en sus dos acepciones: “administrar a alguien el sacramento del bautismo” y “poner nombre a algo”. Ya en países hispanoamericanos, se presenta al bebé o a la embarazada para festejar el alumbramiento y ofrecerles regalos. También la comunión, “participación en lo común” o “trato familiar, participación de unas personas con otra”, puede ser interpretada como puesta de largo de la niña y el niño creciditos. “En el cristianismo, acto de recibir los fieles la eucaristía”.

Ninguna actividad humana es neutral, ni el lenguaje ni la celebración. La Navidad viene iluminándonos hace días, desde que nuestro alcalde y miembros de la corporación municipal inauguraron el parque temático de la Plaza del Pilar, las tirolinas, el tobogán de hielo, el árbol de los deseos y encendieron los adornos y luces de la calle Alfonso y aledañas. Y el belén. Frente a los recortes en los últimos nueve años, se augura cierto repunte en el menú –mejor comprado antes–, la afluencia a las tiendas, Papá Noel y los Magos; mientras nuestro turismo cultural prosigue viento en popa, ingresando millones en las arcas de Aragón. ¿Nos harán la pascua las bebidas?

Pero no, que el Adviento –¿“tiempo litúrgico de preparación de la Navidad”?– ya ha sido más que venturoso: Feria de Artesanía en la Multiusos, Mercadillo en Las Armas, visitas a Dinópolis… Para más inri, una Red de Comercios Amigables –luz, espacios confortables, precios claros– y otra de Comercio Justo, descaradamente solidaria, cruzan nuestra ciudad.

Se habla de Navidad de récord y crecimiento, seiscientas voces puras abren su pórtico y la tradición de los belenes sigue calentando hogares y espacios públicos, del Acuario a una parcela de Muel. Aun con todo, echo de menos al Niño y los villancicos de mi infancia. ¿También Bamby el cervatillo acompañó a Jesús en el pesebre?, preguntaba un pequeño en el Pilar. Cuando menos, es chocante.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 16 de diciembre de 2016).

17/12/2016 02:39 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Abriendo círculos

20161209184015-dscn0684.jpg

Foto Jesús Alba Enatarriaga. Iglesia de San Miguel Arcángel, en el barrio de Aldaba (Tolosa --Guipúzcoa--). También conocida como la ermita de Aldaba. Al fondo del amplio ventanal acristalado, la Sierra de Aralar, a modo de retablo.

Un niño se contempla bañándose en el río y pescando cangrejos, mientras su madre lava en un regato; y subiendo con sus primos a las montañas de alerces a esperar el tren de carbón. De regreso a la infancia, el caserío domde se reunía la familia en el pueblo guipuzcoano de Brinkola –Legazpia–. E Ikazteguieta y su humilde casilla de ferrocarril, en Tolosa, tierra de los abuelos. Y la ermita de Aldaba, donde los padres se casaron, la Sierra de Aralar como retablo. Paralelos, otro tren y otra vía: los del coche correo de mi padre, rumbo a Irún, sin intuir que uno de aquellos niños que iba dejando atrás sería mi pareja.

Irurzun, en Navarra, Legorreta, Azpeitia, Loyola, Zumárraga; y hacia el norte Bergara, Ermua, Zumaya; o enfilando Guetaria y Zarautz hacia San Sebastián. Igueldo y sus tres playas, Ondarreta: La Concha y Zurriola; edificios señoriales y una geografía de hondas huellas humanas. Íbamos cerrando círculos: Berástegui y otra vez la frontera navarra, camino a Roncesvalles. O abriendo y enlazando eslabones.

En el Santuario de Aránzazu –Oñate–, algo se despertó. Décadas atrás, nos hospedamos allí una colonia de Auxilia. ¿Dónde el antiguo pabellón? Nos abrió un amable franciscano: “No podéis verlo. Se vació y se construyó de nuevo. No reunía condiciones”. Comenzó a narrarnos mi propia historia, la de tantos. Consiliario de la Frater de Guipúzcoa (Fraternidad Cristiana de Enfermos y Minusválidos) en los sesenta y setenta, trataban de sacar a todos de su casa. “Hay que salir de vinos”. Y me acordé de Ángel, religioso camilo que fundó Auxilia en Zaragoza, oriundo de Bilbao. ¿Llegaron a encontrarse en algún círculo?

Cada eslabón engarza a la cadena. Años después, con Disminuidos Físicos de Aragón, conocí en Orio a la persona con la que compartir el resto de mis días. Por compañeros de viaje, Aralar, el monte Txindoki y San Ignacio: “… tocar con el tacto, así como abrazar y besar los lugares donde las tales personas pasan y se asientan” (Ejercicios Espirituales). Buen camino, víspera del Día Internacional de los Derechos Humanos.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 9 de diciembre de 2016).

09/12/2016 17:40 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Aquí la Radio

20161209055017-aqui-la-radio-con-jose-antonio.jpg

Pájaros de silencio

Entevista en Aquí la Radio, Aragón Radio, con Lorenzo Río y Paco Doblas

jueves 1 de diciembre de 3016, s partir de las 12 horas.

http://www.aragonradio.es/podcast/tag/pajaros-de-silencio

09/12/2016 04:50 pilmarbarca Enlace permanente. Biografia No hay comentarios. Comentar.

Diversidad sostenible

20161202163042-calendario-chiquito.jpg

Foto Calendario Chiquito

“Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. Cuarto objetivo de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030. Desde esa perspectiva celebramos el Día Internacional de la Discapacidad, mañana, 3 de diciembre.

Al término del Decenio de las Naciones Unidas para los Impedidos –ojo al léxico– (1983-1992), la Asamblea General proclamó esa fecha clave. Supuso una toma de conciencia. La definición de dis-capacitado o “incapacitado” se asemejaba a la que da la RAE: “Que padece una disminución física, sensorial o psíquica que la incapacita total o parcialmente para el trabajo o para otras tareas ordinarias de la vida”.

En la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (13/12/2006), leemos: “Los Estados Partes reconocen el derecho en igualdad de condiciones de todas las personas con discapacidad a vivir en la comunidad. [Para que] tengan la oportunidad de elegir su lugar de residencia y dónde y con quién vivir [y] tengan acceso a una variedad de servicios de asistencia domiciliaria, residencial y otros, incluida la asistencia personal” (art. 19).

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia (14/12/2006) nos aguó la fiesta: “La prestación económica de asistencia personal tiene como finalidad la promoción de la autonomía de las personas en situación de dependencia. Su objetivo es contribuir a la contratación de una asistencia personal, durante un número de horas, que facilite al beneficiario el acceso a la educación y al trabajo, así como una vida más autónoma en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria” (también art. 19).

Ojalá de aquí a 2030 todos, niñas y niños tengan derecho a la educación preescolar e infantil, primaria y secundaria, formación técnica o superior de calidad y a un trabajo digno. Discapacitado/a: “Persona que presenta una limitación física, sensorial o intelectual que la capacita de forma diferente para distinta tareas ordinarias de la vida”.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 2 de diciembre de 2016).

02/12/2016 15:30 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Del patio al colegio

20161126010600-soledad-bebesymas-.jpg

Foto www.bebesymas.com

Nunca pisé un aula ni un patio de colegio, de pequeña. No me sentía diferente a los pocos niños que compartían mis juegos, en la familia, la gimnasia o en aquellos cálidos veranos en Valencia, donde me hice amigas tan del alma que quería quedarme en la ciudad.

“Una niña de ocho años ha tenido que ser hospitalizada tras ser agredida en el recreo por doce compañeros”. Tenían entre doce y catorce años; la pequeña presentaba fractura de costillas, desprendimiento de riñón y contusiones. ¿Por coger un balón? No fue solo un “tupper” de plástico y una herida en el labio. “El niño, de siete años, ingresaría después de que otros tres de ocho, nueve y diez años le dieran una paliza”. Malos tratos e insultos en el cole y en su casa, eran vecinos.

La violencia escolar ha aumentado en centros de Madrid un ciento cincuenta y nueve por ciento, cebándose en pequeños más diversos, física o culturalmente. En Carolina del Norte, Grayson y Michael eran acosados por sus compis por llevar en la mochila a personajes de sus dibujos favoritos, “Mi pequeño pony”. Michael intentó suicidarse. La obra homónima de teatro, llevada el pasado agosto al Bellas Artes, hace reflexionar sobre qué actitudes les transmitimos los adultos.

Importan el dinero y el poder, que nadie toque nuestro pequeño espacio, las notas de los chicos… Recuerdo a Diego González: “Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo”.

Profesor de setenta y cuatro años detenido, buscado en el Reino Unido por pederastia; conductora de autobús escolar que dobla la tasa de alcoholemia. Me ha costado encontrar a una profesora que, cada viernes por la tarde, hacía apuntar a sus alumnos a cuatro compañeros con los que se sentaría la semana siguiente. ¿Por qué siempre quedaban niños aislados?

Y está el otro extremo: amenaza y veja a su madre anciana. Y el no va más: cuatro adolescentes en Alicante maltratan psicológicamente a su compañera, no solo en el colegio sino por las redes, “ciberbullyng”. De acuerdo, Goya y Pablo: El sueño de la educación produce energúmenos.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 25 de noviembre de 2016·).

26/11/2016 00:06 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris