Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2017.

Dolor de madre

20170901144522-juana-y-sus-hijos-efe-granada-heraldo-.jpg

Foto EFE Granada / Heraldo

Londres, Cerdeña, Granada, Marruecos… ¿Dónde el paraíso? ¿En qué punto el ángel decretó con su espada la expulsión de la felicidad eterna? Celos, malentendidos, desconfianza, ¿infidelidad? Los mitos van cambiando con los tiempos y el nivel cultural; nadie habla hoy de azufre ni de llamas –a no ser los incendios estivales–. Pero el infierno es algo tan dramático y real como la vida misma.

El culebrón del verano. Juana Rivas y Francesco Arcuri. Ella, empleada de la sección de Deporte de El Corte Inglés e hija de padres separados; él, propietario de un restaurante o “trattoría” e hijo de un veterano periodista genovés. ¿Qué son quince años de diferencia cuando une el amor?

Se unieron enamorados. No buscaron los hijos. ¿Cuándo la primera señal de desencuentro? ¿La pavesa que puede prenderlo todo? ¿El primer maltrato? “La situación se agravó cuando le pedí que me dejara un espacio sin niños por una hora al día para estudiar… Dormía en el salón para que no me conectara a internet y poder vigilarme; odiaba que estudiara y que me relacionara con gente; me insultaba de continuo; era muy celoso si salía sin niños, incluso al supermercado, y me regañaba por el tiempo de duración de la compra…”, escribía Juana.

Tres meses de cárcel y quince de alejamiento. Ella lo perdonó. ¿Regresó Juana a España con su consentimiento? ¿Sustracción de menores? El Tribunal Constitucional negando a la víctima el amparo, la guardia civil buscando como sabuesos a los niños… La mujer pudo cometer errores, ¿imperdonables?

Colectivos de mujeres se han dejado oír: “Rechazamos en especial el papel del ministerio fiscal y de la Fiscalía de Violencia de Género, que lejos de velar por la protección de los menores y de la mujer maltratada, ha demostrado ser insensible con las víctimas”. Y recordaba la película “Te doy mis ojos”, de Icíar Bollaín: el marido saca al balcón desnuda a la esposa, para vejarla. Su delito, querer desarrollarse en su trabajo.

Los pequeños quieren vivir con Juana. El dolor de una madre, la humillación y amenazas hasta la muerte, ¿hasta cuándo invisibles?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 1 de septiembre de 2017).

01/09/2017 13:45 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

El retorno

20170908145105-freepik.jpg

Foto Freepik / Heraldo

Mi sobrinito de tres años lleva meses soñando ir al cole de mayores –segundo ciclo de Infantil–. ¿Conocerá las letras este curso? Sabe interpretar por los dibujos los cuentos que sus papis le leen cada noche, cómo coger la luna y el número de cada autobús. Uno de esos 110.000 pequeños aragoneses que van a disfrutar de una educación normalizada, comedores y unos primeros libros. ¿Qué futuro vamos a prepararles a él y a su hermanita, que nacerá en octubre?

No tantas diferencias entre centros urbanos, rurales y aulas prefabricadas de barrios emergentes –Valdespartera, Arcosur o Puerro Venecia–. Que los padres se impliquen en sus tareas y un sano equilibrio entre actividades extraescolares y ocio, frustración y creatividad, podrían ser la fuente de una escuela inclusiva, con niños inmigrantes, culturalmente diversos o con capacidades diferentes. Y no como un pequeño catalán que no pudo jugar con otro de nuestros sobrinos: no compartían el idioma.

Los sobrinos medianos comienzan Tercero de ESO. Biología, Física y Química congenian todavía con Geografía e Historia, Lengua Castellana y Literatura, en sus cerebros adolescentes. Junto a las hormonas en desarrollo –en el caso del chico–, o en plena ebullición –en ella y sus amigas–. Dicen que las mujeres maduramos antes y, más constantes, aprobamos casi todo a esa edad, sea herencia genética o psicosocial.

Los más mayores han optado por Bachillerato, inclinado al Dibujo Técnico, y un módulo de Formación Profesional. Sus primeras salidas, relaciones, inquietudes… Siguen siendo unos niños grandes que han podido estudiar aquello que motivó su infancia. ¿Plazas libres en la Universidad? ¿Un Erasmus? ¿La suerte de un empleo?

“Si usted no tiene libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada. Deberían educarnos para pensar por nuestra cuenta y arriesgarnos” (Ramón Sampedro). Si no, el Rey Arturo cambiará la espada por el móvil, y la Sirenita sufrirá los efectos de los residuos tóxicos vertidos al mar, como ha expresado en imágenes Tom Wart. ¡Quién pudiera retornar a la inocencia!

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 8 de septiembre de 2017).

08/09/2017 13:51 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Higiene personal

20170909030842-veranp15-148.jpg

La fuerza de los límites

Desde mi sillón

Higiene personal

Te acostumbras. Cuando naces y creces dependiente que te ayuden en las tareas cotidianas es como atarte los zapatos o tomar la sopa, en las manos de otro. Mis padres y mis tíos fueron mis manos y mis pies, desde pequeña. La adolescencia fue un paso incierto. Cambio de hábitos, jóvenes asistiéndonos en las colonias… Lo superé con nota.

Y se abrieron los diques. En el viaje de estudios, en las salidas, siempre echaron un cable amigas y compañeras como algo natural. Aunque privado, con respeto y mimo.

Según cumplía velas, por los míos también iba pasando el tiempo, nos hacíamos interdependientes. Hermanos y pareja a nuestro lado. Sin embargo, se ilumina la lámpara interior: vamos necesitando una asistenta, al menos de forma intermitente.

No es fácil a la primera vuelta. Levantarme, asearme, arreglarme, emprender el día… eso que hacemos todos se convierte en una obra de arte cuando se complementan mi mente y tu cuerpo que me apoya, en cada detalle que no puedo por mí misma.

Mayores nos hacemos todos. Un bastón, unas ruedas, pueden ser bellos si vamos progresando adecuadamente. A veces me pregunto por mi futuro, sin respuesta. Cuando creces y maduras dependiente y con ayuda a medida, hasta se hace sencillo. Es higiene interior.

María Pilar Martínez Barca

A nuestro alcance

Ciudad con corazón

Elegimos Huesca como lugar de vacaciones. Placitas recoletas, monumentos históricos, museos y centros culturales, platos típicos. Era solo el preámbulo de una inclusión real.

M. P. M.

San Pedro el Viejo, sus arcos y su planta románica, su claustro y su capilla de San Bartolomé. La Catedral, con su retablo gótico y su óculo central, de Damián Forment; y sus santos patronos, Vicente y Lorenzo. Calles tradicionales y tesoros… como la maqueta de Sancho de Larrosa, célebre copista del “scriptorium” oscense; las rosquillas de las Madres Carmelitas, o el Museo Pedagógico de Aragón.

Profesores y artistas brillan con luz propia, como Ramón Acín y sus Pajaritas, en el parque Miguel Servet. O el excelente mural de Antonio Saura en el techo de la Diputación. Me sorprendieron plazas, edificios, transportes accesibles, incluso de Huesca a Zaragoza. Algo tiene la albahaca.

CADIS (Coordinadora de Asociaciones de Personas de Discapacidad), entre sus actividades inclusivas, ha implementado un Piso de Vida Independiente y la emisora Display TV. En el piso conviven, desde 2005, cada curso dos estudiantes de Magisterio y dos jóvenes con diversidad intelectual. El canal televisivo muestra capacidades diferentes, educa, nos aproxima.

La Plataforma de Voluntariado presentaba a instituciones y empresarios el proyecto “Turismo Accesible”: las potencialidades de la provincia al alcance de todos. Actualmente CADIS sigue trabajando, bajo el sello "Huesca + Inclusiva", en dos líneas: Redacción y aprobación por el Ayuntamiento y otras entidades de una "Guía para organizar eventos accesibles"; identificación y señalización de una ruta accesible en el Casco Antiguo. Incluir es desterrar abusos.

Más corazón

Sin rostro

Ni temor ni lástima; justicia y solidaridad. “Una boca para poder comer. Un párpado para cerrar el ojo”. La Fundación aragonesa Sigo Adelante devuelve la dignidad a niñas y mujeres paquistaníes.

Castigadas con ácido por no obedecer los dictados del varón. Objetivo general, mejorar la calidad de vida de quienes, por traumatismo, sufren secuelas físicas o psicológicas. “En 2015 nos hemos planteamos un reto complicado pero gratificante. Un proyecto en Pakistán dónde, sobre el terreno, hemos acudido a intervenir quirúrgicamente a mujeres víctimas de ataques con ácido y secuelas graves de quemaduras”.

Material médico, personal sanitario y administrativo, logística y difusión, la fundación local Depilex Smile Again (DSF) y nuestra ayuda.

www.fundacionsigoadelante.com. Y en Facebook.

M. P. M.

09/09/2017 02:08 pilmarbarca Enlace permanente. La fuerza de los límites No hay comentarios. Comentar.

Catástrofes humanas

20170915144103-volcan-kilauea-cadena-ser-.jpg

Foto www.cadenaser.com

El Pacífico está vivo y rabioso. Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Ciudad de México… Y de ahí a Guatemala y El Salvador. 8,2 grados en la escala Richter –mayor magnitud desde 1932–; noventa muertos, y dos bebés: a uno se le cayó un muro encima; otro se quedó sin respirador al apagarse la luz. “Mucha conciencia colectiva”, comentaba una mujer.

“Al perro flaco no le faltan pulgas”. Miseria extrema, hambre, inseguridad en la calle, robos, violaciones… Efecto también devastador el del huracán Irma en Miami, Los Cayos, sur y costa de Florida… Españoles aislados en La Habana. Falta luz, alimentos, gasolina, comunicación… saqueos y locura. Categoría 1. Palmeras volteadas y arrancadas, cristales golpeados. Nadie te asegura tu casa en pie. “Se mata por una botella de agua”, decía una española. ¿El diluvio universal? Luego anunciaban el José, por no hacer tampoco en esto distinción de género.

También el Mediterráneo se pone algo pasional. Temporal en el centro y noroeste Italia: Livorno, Toscana, Liguria… Roma. Seis muertos. Inundaciones y desprendimientos, la situación se hace insostenible. Un matrimonio con su hijo mueren en un cráter volcánico cerca de Nápoles. Y se nos cae encima la Peña Oroel, en Jaca, uno de los rincones más bellos de Aragón.

La naturaleza es sabia y bellísima. Como el Kilauea y sus ríos de lava en Hawái. Aunque el cambio climático se prevé deje cien millones más de pobres. En entrevista a "Le Figaro", la directora general del Banco Mundial (BM), Kristalina Georgieva, destacaba el riesgo es particularmente importante para países más desposeídos: “En Siria, la generalización del conflicto coincidió con una sequía que empujó a las poblaciones rurales hacia las ciudades. Y en el norte de Mali la menor productividad de las tierras favoreció la inestabilidad política”.

“¡Cuántas veces se «normalizan» —se viven como normales— procesos de violencia, exclusión social, sin que nuestra voz se alce y nuestras manos acusen proféticamente!”, resaltaba el papa Francisco en su viaje apostólico a Colombia. ¿Desastres naturales? ¿O amnesia de derechos?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 15 de septiembre de 2017).

15/09/2017 13:41 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Los otros bolardos

20170922134600-miguel-angel-y-nacho.jpg

Foto Auditorio de Zaragoza

Asistíamos al espectáculo “La Jota”, de Miguel Ángel Berna y compañía, en la sala Mozart del Auditorio. Al ritmo del pandero y volviendo a las raíces, bailarines, músicos y cantadores entretejían números novedosos: la jota a tres o de cortejo, la contraposición de escenas entre Miguel Ángel y Nacho del Río, el corrillo de mujeres entonando letras populares… “El Auditorio dispone de localidades reservadas para personas en silla de ruedas”, aunque mezcladas con el equipamiento de control de luces y sonido. ¿Tanto supondría habilitar la primera fila de butacas para espectadores con movilidad reducida?

Gran parte del equipo artístico, como la bailarina girando sobre sí misma en un bellísimo trompo encarnado, actuaban ya en la película “La Jota” de Carlos Saura, proyectada hace unos meses en los cines Aragonia. Hemos visto unas cuantas cintas: “Barry Seal: el traficante”, “Cézanne y yo”, “Dunkerque”, “Abracadabra”… Pese a que salvo en la sala grande, pensada también para otros eventos, la pantalla se nos queda encima de las narices o demasiado lejos. ¿Cuándo intentará el emporio Palafox evitarnos la tortícolis o la visión defectuosa?

Al menos, en la remodelación del Teatro Principal han usado la cabeza. Fuimos ganando espacio. Primero, en los laterales o balcones del patio de butacas; la rampa de la entrada, los aseos… Después nos dejaron un sitio reservado –algún acomodador siempre nos separaba a usuario de silla y acompañante: taponábamos la salida–. Ahora los pasillos entre asientos son más anchos para todos; se han puesto butacas de brazo abatible, para facilitar la transferencia, u habilitadas para dificultades de audición.

Lástima que en el ascensor al restaurante nuestra silla no tenga cabida. Si vas a la peluquería, no lavarte el cabello. Si a un establecimiento, comprar desde la calle. Los cajeros automáticos, mejor olvidarlos.

¿Cómo serán las fiestas? Han llenado de bolardos los laterales del Pilar, Alfonso y Echegaray. Bienvenida la seguridad. Algunos de nosotros los sorteamos a diario. ¿Temen nuestra ciudadanía de primera?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 22 de septiembre de 2017).

22/09/2017 12:46 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

República independiente

20170929155122-heraldo.jpg

Foto Heraldo

“Toda república debe tener un himno y una bandera. Las leyes se deciden en el parlamento. Y, a pesar de ser una república, puede tener un rey, o una reina”. Este anuncio publicitario de Ikea se nos hizo simpático en 2006, 75 aniversario de nuestra República. ¿Jugaban a la comba o al balón los hoy universitarios pro referéndum?

 “La convocatoria no es transparente. No establece un mínimo de participación. El 1-O es una convocatoria unilateral…”. Afirmaciones contundentes de los mil escritores, músicos, profesores, periodistas… firmantes del “1-O Estafa antidemocrática”. ¿Miguel Ríos? ¿Rosa María Sardá? ¿Carlos Jiménez Villarejo? ¿Mónica Randall? ¿Martínez de Pisón? Algo chirría.

Se partieron el brazo y las costillas en las manifestaciones, se jugaron el trabajo y el nombre, arriesgaron la piel. Presos, exiliados, perseguidos. Recordemos a María Zambrano y sus escuelas populares. O a Salvador Espriu: “Al iniciarse la guerra civil, yo me sentía republicano y partidario del concepto de una España federal. Por tanto, no deseaba entonces, ni deseo ahora, el enfrentamiento sino la concordia”. O a un Dionisio Ridruejo evolucionado, defendiendo los intereses catalanes en plena dictadura.

Y décadas después, con Joan Manuel Serrat y unos cantautores independientes, que tanto nos harían soñar a los más jóvenes. “Prefiero pasar miedo que vergüenza”, declaraba estos días desde Argentina. ¿Dónde estaban los padres de los universitarios y escolares que hoy juegan a sentirse al otro lado?

“El catalanismo nace con un sentido de superioridad frente a España, a finales del siglo XIX, con la pérdida de las colonias. Cataluña era más rica, se desarrolla una industria, una cultura” (Albert Boadella). Odio a Felipe V, al conde duque de Olivares, a la corona aragonesa. Un cultivo de siglos que alimentó la amnesia colectiva: la admiración de Franco hacia Dalí; Última tardes con Teresa, de Marsé. “Se están fabricando seres humanos fallidos y se les está instruyendo en el menosprecio al otro, en el odio a España” (Fernando Aramburu).

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 29 de septiembre de 2017).

29/09/2017 14:51 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris