Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2012.

Diversidad de fe

20121102010500-maezquita.jpg

Galilea o el lago Tiberíades, Getsemaní o Caná fueron siempre topónimos de una geografía interior aprendida en la infancia –no había que estudiarlos–. Eso mismo sentí este verano en la mezquita de Córdoba. La emociónmeasaltó al contemplar crucifijos, imágenes, retablos, bajo arcos lobulados. Me considero abierta, pluriforme, global de espíritu. Soñé por un instante mezcolanza de cultos bajo aquellas columnas infinitas comoestrellas.

Pero no puede ser. Respetar no conlleva hacerlo todo nuestro. Nunca podré aceptar la muerte en un quirófano porque las transfusiones son impuras. Ni adorar a los dioses, infinitos, que alientan en las plantas del balcón. No me creo que después de esta vida, en ese edén azul que siempre nos pintaron, me reencarne en el cuerpo de un antípoda.

Ni puedo comprender cómo a las mujeres les amputan, junto a los genitales, su derecho más íntimo al placer en nombre de ningún Absoluto. Ni asimila mi mente que un vídeo, las caricaturas de un periódico o un autor de primera desencadenen casi el cataclismo profetizado por los mayas. Hay piezas en el puzle que no encajan.

Salman Rushdie sigue con guardaespaldas; mientras del otro lado de la civilización pueden freírse Cristos –literal–, convocar procesiones anti-Semana Santa, promocionar películas tipo “El Cuerpo de Cristo” y nadie dice ni mu. No puedo imaginarme El Código Da Vinci vuelto al árabe. ¿Cuál no montarían los seguidores de Mahoma de verlo transformado en un barbilampiño rostro de profetisa?

Fuera de bromas, no hay paridad posible desde este enfoque manco y miope de la realidad y la política; yo no me atrevería a hablar de trascendencia. Intereses ocultos, ¿qué si no? La espiritualidad no sabe de esas cosas.

Coincidí en Córdoba con Neri, cristiana palestina que ha vivido en España desde su adolescencia. “Las mujeres allí se van modernizando –me decía–; son más independientes”. Me impregné de los arcos, las lámparas de la nueva catedral, el mihrab, las marcas de canteros que fueron levantando sus paredes… ¿Cómo será mi nombre? Mi amiga lo escribió en una cartulina que ahora tengo en mi cuarto. Mariam, en árabe; en hebreo Miriam, ‘la que hace versos’; María en cristiano. ¿Cuál es la diferencia?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Día a día", martes 2 de octubre de 2012).

02/11/2012 00:05 pilmarbarca Enlace permanente. Articulos No hay comentarios. Comentar.

Mi mapa de colores

Era mi puzle y uno de mis juguetes favoritos. Con los colores del semáforo: rojo, amarillo y verde. Cada provincia de un color, unida una a otra e imantadas a un panel de cartón plastificado negro. Galicia, Asturias, León, Extremadura, las dos Castillas, Andalucía, Murcia, Valencia, Cataluña, Aragón, Navarra, las Vascongadas… Las Islas todas verdes y en esquema. Una España aún en blanco y negro, como la televisión.

Me gustaba ese juego y el de las letras, que además de hacer torres me inventaba palabras; jugaba ya a crear. Mi fuerte nunca fue la Historia, y no tenía ni idea por entonces de que tal división geográfica venía de siglo y medio antes, cuando los carlistas y todo eso. Ni de que la Corona de Aragón partiera de Ramón Berenguer, Conde de Barcelona y Príncipe de Aragón, por el siglo XII. ¡Con decir que pensaba que en el fútbol los goles se metían por casualidad…!

Hoy los niños suelen ir por delante. Pero escuchan y repiten campanadas, y meten en el mismo saco de Comunidad Foral Álava, Guipúzcoa y Vizcaya con Navarra, Cataluña, Aragón, Madrid o Baleares. O aseguran que la independencia es por cuestión de impuestos. O una niña puede crecer de golpe cuando ve que a su padre le pegan por llevar una tela roja y gualda.

Postmodernidad, globalización, alianza de civilizaciones, escuela inclusiva… Las cosas han cambiado mucho, y hoy un niño con límites severos no tiene que aprenderse él solo la Geografía ni jugar en su torre de corcho o de marfil. Y sin embargo… no hay dinero para la Dependencia, sí para una ambulancia de Madrid a Granada.

El mapa cada vez tiene más colores y divisiones, con más compartimentos y comarcas. Y hoy no es fácil inventar palabras, con lenguas, formas y significados tan diversos. Los alumnos se quedan con un lado del prisma, en escorzo y dirección unívoca –politizada muchas veces–. ¿No estaremos de nuevo edificando, de espaldas a la Historia, nuestra propia Torre de Babel?

Más medios, toda la información al alcance de un clic, poder comunicarnos con nuestro antípoda en décimas de segundo. Pero nos  empeñamos en ser reducionistas, miopes, egocéntricos, con una percepción minimalista, ¿nacionalista? ¿A qué tememos?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "El meridiano", jueves 18 de octubre de 2012).

02/11/2012 00:46 pilmarbarca Enlace permanente. Articulos No hay comentarios. Comentar.

Nueva Colección Joseph Merrick sobre diversidad funcional

20121110012100-ana-maria-matute.jpg

Creación sin muletas

Mucho hay escrito sobre diversidad funcional (discapacidad). Lo novedoso, unir literatura de calidad y testimonio, autores clásicos y actuales. Narrativa de adultos e infantil, teatro y artículos periodísticos. Firmas célebres comparten colección con autores anónimos que lo viven de cerca. Raúl, editor de Libros del Innombrable, nos explica las claves.

María Pilar Martínez Barca

Borradores

Desde que Joseph C. Merrick (1862-1890) presentara síndrome de Proteus, con el rostro, el cráneo y la parte derecha de su cuerpo deformados, la literatura, el teatro, el cine o el ensayo científico no serían lo mismo. Un siglo después, los estudios de Frederick Treves (El Hombre Elefante y otras reminiscencias), un musical de Broadway sobre El Hombre Elefante a cargo de David Bowie (1979), o la popular cinta de David Lynch, The Elephant Man (1980). ¿Por qué esta nueva colección?

“La idea fue de Pilar Martínez Barca –nos explica Raúl-. Habíamos publicado en Libros del Innombrable su poemario La manzana o el vértigo y juntos participamos en la presentación de una biografía sobre Joseph Merrick. Confié en su criterio. El fin de la colección es mostrar la problemática de algunas personas por su condición física o intelectual, pero también reflexionar sobre la “diversidad funcional” y facilitar, desde nuestra pequeña atalaya, la incorporación de este concepto en diversos estamentos sociales y políticos”.

Raúl Herrero, escritor y pintor, es el responsable de la editorial. Entre sus poemarios, El mayor evento o Los trenes salvajes. Ha editado el libro de relatos Así se cuece a un hombre. Como autor teatral, El hombre elefante o El indómito y extraño caso de Gregoria. Colabora en la prensa escrita, coordina revistas, antologa obras de distintos autores. Traducido al inglés, italiano, danés, islandés y búlgaro.

Libros del Innombrable nace en 1998 con el propósito de editar a autores "raros", libros descatalogados, traducciones inéditas en castellano y desarrollar la espiritualidad, en un tiempo dominado por lo material. Cinco colecciones: Biblioteca Golpe de Dados, Colección Sarastro, Los libros del señor Nicolás, Colección Thot y Joseph Merrick. Más de ciento cincuenta títulos, con distribución nacional e internacional, y nuevas puertas abiertas en el mundo de las comunicaciones. Pionera en España en la publicación de libros para e-books.

Y así, sin darnos cuenta, tenemos en las manos La fuerza de los límites. Premio Tiflos de Periodismo 2008, recopilación de artículos, entrevistas y reportajes sobre diversidad funcional publicados en Heraldo de Aragón y en estas mismas páginas; Cuentos desde la diversidad, y otros dos o tres títulos ya comprometidos. La idea es editar dos libros al año.

De tú a tú

Pero en tiempos de crisis… “En tiempos de crisis y demolición no sabemos lo que sobrevivirá, pero hay que resistir y mantener la llama de lo que uno cree. La crisis no puede ser excusa para mitigar los derechos del ciudadano, ni para que el Estado se desentienda de quienes lo mantienen. Puede ser positivo que instituciones religiosas o laicas recuerden que los débiles y desfavorecidos no desaparecen, que el desamparo puede ocasionar situaciones dramáticas. Si esto llegara a producirse, habría que plantearse la función y necesidad del Estado”.

Raúl no da un paso en falso. Poco a poco hemos ido reuniendo Cuentos desde la diversidad, un conjunto de relatos breves de diferentes autores sobre los más variopintos aspectos de la diversidad funcional: aceptación, rechazo, rabia, temor, sentido del humor, paternalismo, crítica social, superación, amor… Como firmas, Ana María Matute, Antonio Colinas o Ignacio Martínez de Pisón, entre otras muchas anónimas.

¿Quién es para ti Joseph Merrick? “Se le conoce más como “El hombre elefante”. Escribí una obra teatral con ese nombre inspirada su vida, pero sazonada con situaciones de ficción. Se estrenó en Buenos Aires (Argentina). Esta obra me ha reportado las mayores satisfacciones como autor. En mi opinión, Joseph Merrick fue una persona singular intelectualmente. Tal vez en otras circunstancias habría sido capaz de producir una obra artística de calidad. Su imagen nos enseña que detrás de cualquier aspecto puede ocultarse la santidad. Su vida recuerda a las vidas de santos y personas ejemplares que se narraban en otros tiempos. Reconozco que, por otros motivos, me he sentido muchas veces como él. Su retrato reposa en un estante de mi casa, junto a otras personalidades a las que admiro. Será por algo”.

También que nos gustaría publicar Fando y Lis (teatro), de Fernando Arrabal, fábula seudo mitológica dramatizada que, por sus características y argumento, es interpretada, bajo la dirección de David Ojeda, por actrices con diversidad funcional severa. Estamos a la espera de los permisos pertinentes. Siempre te has sentido atraído por el mundo de la dis-capacidad. ¿Por qué?

“Me siento atraído por todo aquello que se sale de las normas y los cánones, ya sean sociales, de belleza o de cualquier tipo. Nos quejamos porque se nos impone, a través de los medios y de mil formas, una idea de belleza artificial.  En la época de Merrick las malformaciones o los defectos físicos se convertían en fenómenos de circo. Las gentes de bien de entonces que acudían a las carpas, disfrutaban con el espectáculo y no percibían la injusticia y crueldad que se ocultaba tras esas mal llamadas “ferias de los horrores”. El horror estaba en quienes contemplaban impasibles esas situaciones”.

¿Qué tenemos de frikis? “El apelativo “friki” suele utilizarse en sentido peyorativo, y me molesta. En las series de televisión, el estudioso, trabajador, el que se supone inteligente es el “friki” de la historia. Por el contrario, los personajes sin un ápice de interés por ningún campo de la vida, excepto la estética y la superficialidad, suelen ser los protagonistas, los líderes, los que se presentan como modelo a seguir.

“En estos tiempos cualquier persona interesante tiene que sentirse un “friki”. La masa informe que sigue el modelo imperante se pierde muchas cosas: el disfrute de libros, películas, música o  incluso personas… Un individuo, considerado hoy normal, no puede vivir plenamente, es imposible. “Han creado una sociedad en la que no se puede existir” (escribió Houellebecq). Aunque resulte paradójico, tiene más posibilidades de disfrutar y vivir una vida plena una persona con dificultades, que las vence, que el resto de individuos grises que pueblan el mundo. Yo siempre me he sentido al margen de la sociedad: mi tara es invisible, y consiste en mi incapacidad para aceptar y someterme a ciertas pruebas indispensables para ocupar ciertos puestos de bien”.

Muevo el mundo por dentro

Otro de los libros en preparación es La cuna de los elefantes, compuesto por los cuentos infantiles El arte de Birlibirloque, de la profesora (Universidad de Brasilia), poeta y escritora Alicia Silvestre Miralles, y Dina y el Oviraptor, de servidora. ¿Por qué “diversidad funcional”?

“El término “discapacidad” implica una depreciación de la capacidad. En cambio “diversidad funcional” no supone una valoración. Reconoce capacidades diferentes”. ¿Y cómo te metiste en el mundo de la edición?

“Por casualidad. Soy escritor, o como decía mi maestro Antonio Fernández Molina, un poeta que pinta, escribe o hace el pino (añadido mío). Muchos libros que se han publicado en mi sello nunca habrían visto la luz con otros editores. No me siento editor. Entre mis alegrías recientes se encuentra el nacimiento de la colección Joseph Merrick”.

Mujer y diversidad funcional, de María Trinidad Recio Ranea, un nuevo volumen extraído de su excelente blog. Eres polifacético. ¿En qué género literario te sientes más cómodo?

“En todos. Aunque todavía no sea visible porque mi obra publicada es relativamente poca, todo responde a una cosmogonía: los libros que escribo enlazan unos con otros, al igual que las cosas que hago en cualquier otro campo, incluida la vida”.

En el panorama literario español, títulos como Marianela, Pérez Galdós; En la ardiente oscuridad, Buero Vallejo; Los niños tontos, Ana María Matute; Bella y oscura, Rosa Montero. Los blogs abundan en Internet. Y en edición impresa, testimonios como Quieto, de Marius Serra; Piedad, de Miguel Mena, o Maternidad adaptada, de Estrella Gil. ¿Qué esperas de esta colección?

“Que Joseph Merrick sea una apoyo para personas con diversidad funcional; que alguno de sus títulos sea un acicate para vivir una vida plena y sin complejos. Tal vez algo ambicioso, pero espero que de vez en cuando esta colección le sirva a la sociedad de recordatorio de que hay otros mundos, que están en este”.

(Humanizar, Nº 124 -Madrid, septiembre-octubre 2012-).

10/11/2012 00:21 pilmarbarca Enlace permanente. La fuerza de los límites No hay comentarios. Comentar.

Pepe Nerín

20121118011401-pepe.jpg

En los años 80 estábamos en plena transición política y de sueños. Un camino de ida en el que la liturgia se entremezclaba a veces con el Himno a la Alegría de Miguel Ríos y el Canto a la Libertad de Labordeta. No acuciaba la crisis, y si no había formas para la Eucaristía en pleno monte servía comulgar con pan de molde, que nadie se rasgaba ningún velo.

Lo conocí en una pascua juvenil. Jesús –nos explicó– quiso lavar los pies por hacerse cercano a sus amigos. Después coincidimos en la parroquia y descubrí su web: www.pepenerin.net, “En carne viva”. No ha dejado jamás de sorprendernos. Accedió a responderme a unas preguntas para la revista Humanizar. Sencillamente delicioso.

“El 15 de junio de 2009 me practicaron una colonoscopia y descubrieron que tenía cáncer de colon. Estoy viviendo una experiencia nueva, la experiencia de la debilidad y la enfermedad.

”Quiero contar mi experiencia en un hospital durante unos cuantos días, para ayudarnos a afrontar esa otra cara de nuestra existencia a la que no solemos dar publicidad. Soy partidario de la claridad, de no cambiar de nombre a lo que ya lo tiene, de mirar al dolor de frente y con respeto”.

–¿Alguna otra novedad? –nos preguntaba al terminar la misa–. Era el momento de compartir fechas de cumpleaños y problemas, eventos y alegrías. En su blog describía las caras de la gente, cada ingreso, la intervención quirúrgica… un montón de anécdotas. “Y tras ello llegó el momento clave: la entrega del pijama, de un color claro indefinido y que pronto tuve que cambiar porque no era de mi talla, añadiendo a mi enfermedad ridiculez”.

Ternura, humor, realismo, belleza “incluso en los momentos críticos”. Le dio serenidad afrontar el problema y no centrarse en sí. “Cuestión de tiempo y de paciencia, de aprender a convivir con mis nuevas circunstancias, sin prisas, saboreando un ritmo distinto, asumiendo mi dependencia”. Leemos en una de sus últimas entradas (del 7 de septiembre): “¿Con qué actitud nos situamos en la Iglesia? A mí me da la impresión de que muchas veces predomina la rutina: de nuevo preparar las catequesis, empezar las reuniones con los grupos, poner en marcha toda la maquinaria tras unos meses de funcionar bajo mínimos. No precisamente la actitud y la mirada de Dios que hace nuevas todas las cosas”.

“Morir no es más que cambiar de habitación”, escuchaba hace poco. Seguimos acompañándonos y tecleando juntos las páginas del blog. Hasta muy pronto, Pepe.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Día a día", jueves 15 de noviembre de 2012).

18/11/2012 00:15 pilmarbarca Enlace permanente. Articulos No hay comentarios. Comentar.

Pepe y su blog-terapia

Lo conocí en una pascua juvenil. Jesús, nos explicó, quiso lavar los pies por hacerse cercano a sus amigos. Después coincidimos en la parroquia. Años más tarde descubría su web: www.pepenerin.net. No ha dejado jamás de sorprendernos.

M. P. M.

“El 15 de junio me practicaron una colonoscopia y descubrieron que tenía cáncer de colon”. A una hermana se lo diagnosticaron en octubre, el impacto fue menor. “Estoy viviendo una experiencia nueva, la experiencia de la debilidad y la enfermedad”.

"Quiero contar mi experiencia en un hospital durante unos cuantos días, para ayudarnos a afrontar esa otra cara de nuestra existencia a la que no solemos dar publicidad. Soy partidario de la claridad, de no cambiar de nombre a lo que ya lo tiene, de mirar al dolor de frente y con respeto”.

Las caras de la gente, cada ingreso, la intervención quirúrgica… y un montón de anécdotas. “Y tras ello llegó el momento clave: la entrega del pijama, de un color claro indefinido y que pronto tuve que cambiar porque no era de mi talla, añadiendo a mi enfermedad ridiculez”.

Ternura, humor, realismo, belleza “incluso en los momentos críticos”. Le dio serenidad afrontar el problema y no centrarse en sí mismo. “Tendré que llevar “bolsa” durante un tiempo, pero me intervendrán de nuevo para “normalizarme”. Cuestión de tiempo y de paciencia, de aprender a convivir con mis nuevas circunstancias, sin prisas, saboreando un ritmo distinto, asumiendo mi dependencia. Ya se sabe”. Un buen cura.

(Humanizar. "La fuerza de los límites", "A nuestro alcance", Nº 108 -Madrid, enero-febrero 2010-).

18/11/2012 00:40 pilmarbarca Enlace permanente. Desde mi sillón No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris