Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2016.

Despejar la incógnita

20160206013952-opcion-3.png

Foto: 13 tv

Que x + y = z no siempre se cumple. Tal vez resultaría mejor a + b + c + d + e + n³ = ∞. ¿Entienden algo? Yo confieso que no. Siempre se me dieron mucho mejor las letras que las ecuaciones más sencillas, incluso una simple regla de tres. Sin embargo, estos días estamos más habituados a las cuentas que a la información; no digamos a la lógica.

Volvamos a intentarlo: a + bⁿ + c + d = (90 + 69 + 40 + 2) = 201 – (b ± c) = x; donde a = PSOE, b = PODEMOS, c = C’s, d = IU. Algo me dice que no cuadra. El señor Sánchez comenzó entrevistándose, tras la propuesta de don Felipe, con el grupo mixto (Coalición Canaria + Nueva Canaria + UP-IU + Compromis); para continuar con b y d, es decir, con el cambio-progreso de Podemos + el grupo bisagra Ciudadanos. Mientra otras variantes, léase ERC, DiL y PP, quedan en primer momento al margen del paréntesis de la ecuación.

Disculpen la grafía, no es fácil conjugar ideología y matemática. Hay quien opta por la siguiente fórmula: 90a + 40c + 2e + 6f; donde e = IU y f = PNV = 167 votos, a los que restarían los 9 de ERC, los 17 de DiL más el propio PSOE. ¡Inviable! ¿Porque 90PSOE + 40C’s – 123PP = y? ¿Y 90PSOE + 69PODEMOSⁿ + 2IU – (PP + C’s) = z? ¿No estaremos mareando la perdiz?

Mientras, la Educación sigue según la dirección que marque el cierzo; la Dependencia, en mantillas; las amenazas yihadista, en cualquier aeropuerto o edificio civil o religioso; muchas familias sin pagar la luz. ¿Antes el separatismo que la calidad de vida?

En el otro bloque de la ecuación: 123g + 90a + 40c = x³; donde g = PP, a = PSOE, c = C’s. ¿Sería otra posible solución? Lo que parece es que “g” no acepta las condiciones de “a”, ni “a” tolera a “g”; al tiempo que “c”, como buena bisagra, gira a uno u otro lado según quién abra o cierre la muralla, igual que en la canción.

“Cuando la hipocresía empieza a ser de mala calidad conviene decir la verdad”. Lo escribió el poeta y dramaturgo Bertolt Brecht y lo ha repetido Pablo Iglesias, que se piensa erudito, econoimista, "showman" y político progresista. ¿Qué valor tiene x?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", sábado 6 de febrero de 2016).

06/02/2016 00:40 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Sin candado

20160212145949-salamanca-candados.jpg

Foto: www.asociacion,cz/index.php/reportajes-aec. Pozo de Calisto y Melibea, en el huerto del mismo nombre (Salamanca), uno de los muchos rincones del mundo, donde los enamorados cuelgan sus candados, símbolo y testigos de fidelidad,

Han cambiado las formas. Del corazón grabado en un árbol, al candado de metal. Todo comienza en la novela Tengo ganas de ti, del italiano Federico Moccia. Y del Puente Milvio, los candados o cerrojos –eh ahí la confusión– han viajado a todas las ciudades. Al “olmo viejo, hendido por el rayo” machadiano o el “Romance del Duero”, de Gerardo Diego, parece haberlos suplantado Cerrojos (del amor y del misterio), del mexicano Artemio González García; o versos como estos: “Quizá el amor sea una puerta abierta / a la que el tiempo añade / cerrojos oxidados” (Amando García Nuño). No es así.

En cierta web leemos: “… el cristiano podrá empezar a entender que debe tener puestos los cerrojos para no enamorarse de quien no debe”. Veo más atractivo el Cantar de los cantares: “Bésame con los besos de tu boca”, tan querido por San Juan de la Cruz. Amemos sin temor. Eso sí, que las adolescentes no se dejen controlar el móvil. Ya en las jarchas mozárabes y en las cantigas de amigo se cantaba el amor en labios de mujer: “Mi señor Ibrahim, / oh tú hombre dulce, / vente a mí / de noche”.

El amor es placer. La manzana del Génesis se transforma en pureza en la tercera égloga de Virgilio: “Me tira una manzana Galatea, / moza alegre, y huyendo va liviana / a esconderse en los sauces”. Símbolo que hereda Lorca en su deseo por los jóvenes: “Quise las manzanas verdes, no las manzanas rosadas” (“Eros con bastón”).

Amar tiene mil rostros: “Los veleros son las alas del amor” (Luis Cernuda). “Como el primer cigarro, / los primeros abrazos” (García Montero). “Yo la quise, y a veces ella también me quiso” (Pablo Neruda). “He aprendido a amar a los hombres en el momento en que aspiraba, / con todas mis fuerzas, a ser amado” (Edmond Jabés). “… ahora / que la virginidad navega todavía / como un barco por oscuros telares, / […] / qué hacer en medio de la tarde” (José Ángel Valente).

Lo que no parece sensato es ponerse cuatro anillos de acero en el pene. Más lírico y coherente, Francisco de Quevedo: “… serán ceniza, más tendrán sentido; / polvo serán, más polvo enamorado”.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 12 de febrero de 2016).

12/02/2016 14:00 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Mil años

20160219010817-francisco-kiril.jpg

Foto: www.telesurtv.net

Hace un siglo Albert Einstein profetizaba las ondas gravitacionales, por las que se supone podremos conocer cómo se originó el Universo. ¿De qué grandes eventos cósmicos guardarán memoria?

Después de aproximadamente un milenio –1054, Cisma de Oriente y Occidente–, volvemos a ser testigos de otro acontecimiento sin duda universal: “Con alegría, nos reunimos como hermanos en la fe cristiana que se encontraron para “hablar… personalmente”, de corazón a corazón, y discutir las relaciones mutuas entre las Iglesias”. Cuba, escenario del deshielo político con Estados Unidos, volvía a ser fotografiada en el abrazo entre Francisco, Papa y Obispo de Roma, y Kiril, Patriarca de Moscú y Toda Rusia. Una hermosa cruz trazada en todo el continente de Norte a Sur, de Occidente a Oriente. ¿Será registrada por las ondas de aquí a millones años?

“En muchos países de Oriente Medio y África del Norte, se exterminan familias completas de nuestros hermanos y hermanas en Cristo, pueblos y ciudades enteros habitados por ellos”, seguimos leyendo en la Declaración conjunta del Santo Padre y del Patriarca. Según Stephen Hawking, los progresos de la ciencia “derivarán en nuevas vías por las que las cosas pueden terminar mal" –posible guerra nuclear, calentamiento global, virus de ingeniería genética…–. Aunque así no fuera, aunque la Humanidad y la Tierra se preserven, ¿quién iba a reconocer el soplo inspirador del Espíritu Santo, la Trinidad, la Concepción inmaculada de la Madre, los sacramentos iniciáticos?

Símbolos de unidad que pasarán desapercibidos, como las palabras de Francisco a jóvenes y familias días después en México: “Prefiero una familia con rostro cansado por la entrega a rostros maquillados que no han sabido de ternura y compasión”. Cuentan que la Estrella de Belén sí dejó huellas cósmicas. ¿Será ficción?

Levantan más cataclismos las diferencias, unas cartas entre dos amigos o un poema irreverente. Acaso la cámara Welcome, pequeño robot doméstico que ha salido al mercado, nos grabe en su memoria de aquí a unos milenios gestos más auténticos y humanos.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 19 de febrero de 2016).

19/02/2016 00:08 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Soraya

20160226145338-perfil-facebook.jpg

Foto: www.heraldo.es. De la página de Facebook de Rubén Moreno.

“Encontré a la muchacha tendida en el suelo en el centro del cuarto de la fachada; el que hay a la derecha entrando. La había golpeado de lo lindo”. Matar a un ruiseñor, de Harper Lee, recientemente fallecida. Novela best seller de los años sesenta sobre el racismo, la tolerancia, la justicia –un hombre negro es acusado de violar a una adolescente blanca contra toda evidencia–. ¡Tan actual!

“Lo más triste es que sabíamos que esto iba a pasar”. Se me quedó muy dentro la película “Te doy mis ojos” (2003), de Iciar Bollaín. Antonio –Luis Tosar– saca desnuda al balcón a Pilar –Laia Marull–, como castigo. Se adoraban, el uno para el otro; ella, su más preciada posesión.

Más de mil mujeres aragonesas que han dado la alarma, los casos en aumento en toda España, se han visto retratados en el nombre y el rostro de una joven víctima: Soraya. “Me voy a llevar a tu madre a un viaje muy largo del que no va a volver”, amenazó la ex pareja a su hijo de cinco años. ¿Se necesitan muchas más pesquisas y protección?

Se conocieron el pasado otoño; el ocho de febrero Soraya decidió romper. ¿Suficiente tiempo para conocerse? ¿Para pasar del enamoramiento al amor? Para evitar males mayores, sí. Lo que vale es la intuición femenina y el sentido común; se les ve el plumero a distancia.

¿De qué sirven quinientos miserables metros de alejamiento? Ni la psicología: la penúltima asesinada en Zaragoza, el dieciocho de diciembre, llevaba veintisiete años “felizmente” casada. Ni una u otra posición política que no nazca de la sinceridad y la empatía. ¿Extrapolar violencia a terrorismo? ¿Sacarse la foto con la muerta?

Umberto Eco, otro reciente fallecido de gran alcurnia cultural, Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, miembro de la Academia Europea de Yuste y del Foro de Sabios de la UNESCO, denuncia en Número cero la falta de verdad en el periodismo y la política: “El intelectual no puede hacer nada más, no puede hacer la revolución. Las revoluciones hechas por intelectuales son siempre muy peligrosas”. ¿Cómo aplicar las palabras del maestro a la violencia humana?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 26 de febrero de 2016).



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris