Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2015.

Querido 2015

20150104002807-calendario.jpg

Foto: calendario Humanizar

El 15 es la niña bonita y un número redondo. “La dureza y duración de la crisis económica produce en muchas familias incertidumbre por su futuro; la importancia de algunos de nuestros problemas políticos genera inquietud; y las conductas que se alejan del comportamiento que cabe esperar de un servidor público, provocan, con toda razón, indignación y desencanto”, afirmaba el rey Felipe VI en el discurso de Nochebuena. Pero hay motivos para la esperanza.

Luisa Fernanda Rudi augura un horizonte de confianza en el empleo; Castilla La Mancha comienza a prever el uno por ciento de su PIB para personas con diversidad funcional –¿de aquí a que San Juan abaje el dedo?–, y los expertos en inmobiliaria ven subir el valor de la vivienda. Todo va sobre ruedas según las previsiones.

El PSOE y el PP se supone que cargarán las pilas y lavarán su imagen, no sé si hasta hacerla transparente. Y Podemos, según revelan las encuestas, va a poder mucho. ¿El comienzo del fin del bipartidismo? Pese a ese demonio llamado populismo, Pablo Echenique-Robba –ya futuro papá– se presenta a la Secretaría General por Aragón. ¿Nos pondrán la esperada asistencia personal? ¿Más dinero para educación e investigación en enfermedades raras? ¿Más nueces y menos ruido?

Quiero pensar que sí. Que gobierne quien gobierne esto tiene visos de cambio. Que ya no va a ser lo mismo y para bien. Que la vida de muchos va a ganar en calidad. Javier Marías declaraba que en España “la gente tiene cierta alegría de vivir, cierta despreocupación, cierta confianza en que las cosas no se estropean del todo aunque pinten mal”. Y nuestro Rey finalizaba: “La clave para recuperar el orgullo de nuestra conciencia nacional: la de una España moderna, de profundas convicciones democráticas, diversa, abierta al mundo, solidaria, potente y con empuje”.

Según la psicóloga nicaragüense Gloria Álvarez, popular desde el primer Parlamento Iberoamericano de la Juventud celebrado en Zaragoza, lo que puede salvarnos de un populismo antidemocrático es “devolver la pasión por el intelecto”. Que la luz y la fuerza de José Orús permanezca en nosotros, y continúe el círculo en nuestros hijos. Sus manos poseen el futuro.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 2 de enero de 2015).

03/01/2015 23:28 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Piedad

20150110012156-gianluca-y-antonia.jpg

Foto: Perfil.com

Entre el dulzor de las pasadas navidades y la barbarie yihadista en País, una imagen batía records en Facebook. El italiano Gianluca Murisciano cargaba en brazos a su abuela Antonia, com Alzheimer, con la misma ternura de unos padres por su bebé recién nacido. 37.000 Me gusta, una revolución digital y super emotiva.

“Este es el mejor momento de mi vida, aunque desgarradoramente triste; por momentos me confunde con su hermano. La vida siempre debe ser vivida. Durante años, mis abuelos me dieron mucho más. Debemos no solo protegerles y darles confort, sino hacerles sonreír”.

Amor, comprensión y apoyo. “Sobre todo me siento insegura, confusa, asustada y como si estuviese bailando lo más deprisa que puedo.  Pero aún tengo a mis seres queridos. Aún tengo un hogar. Y aunque hay muchos días en que soy dolorosamente consciente de que existe un poco menos de mí que el día anterior, por ahora puedo decir que aún estoy aquí” (Diario de una persona con Alzheimer).

Se ha comparado la fotografía con La Piedad de Miguel Ángel –María con Cristo muerto en su regazo–-, hasta en la forma triangular. Podría ser también La Piedad de Tiziano, Rubens, Gregorio Fernández y tantos otros artistas que han sabido expresar el sentimiento por ese ser querido en nuestros brazos, a veces simplemente dependiente.

Y es que la foto y la expresión artística nos conmueven. No hay que llegar muy lejos. ¿Recordamos cómo nos cuidaban cuando nuestros mayores comienzan con rarezas y progresivos olvidos inevitables? ¡Cuántas parejas no pueden superar la llegada de un peque a sus vidas! ¿Y la discapacidad?

Piedad: “Amor entrañable que consagramos a los padres y a objetos venerandos”. O bien: “Lástima, misericordia, conmiseración”, según la RAE. “Cuando me dijeron que mi hijo no podría hablar nunca, […] lo primero que recordé fue que había planeado aprender con él los nombres de los árboles” (Miguel Mena, Piedad, base del documental ganador de los Goya “Un Dios que ya no ampara”, título inspirado en un verso de Labordeta).

Los artistas hacen más humanos el dolor y la robótica, como en “Big Hero 6”, película que vi anteayer con mis sobrinos. 2015, año de la diversidad inteligente.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 9 de enero de 2015).

Cuesta arriba

20150118011846-sisifo.jpg

Foto: Sísifo - http://triflenew.blogspot.com.es

Se prevé que el PIB suba en Aragón el 1.2% en 2015, y que el paro descienda. Aunque los productos básicos siempre suben a principio de año, incluidos los ortésicos, protésicos y ortopédicos. Igual que un bebé no viene con un pan ni pañales bajo el brazo, cuando naces con diversidad funcional mucho menos, con la diferencia de que la dependencia y los gastos supletorios, que cuestan un ojo, un brazo o una pierna, duran toda la vida.

Mi silla son mis pies. Menos mal que la DGA, la Seguridad Social o tu seguro privado, te pagan el importe, o un tanto por ciento. Pero unos zapatos nunca duran un lustro, y las ruedas, baterías y múltiples elementos van desgastándose. Yo me como, de tanto deambular por calles y aceras sin rebajes y rampas asesinas –muy empinadas–, las escobillas de los dos motores. Literal. Luego, la picaresca: el producto no es caro en exceso, pero si la ortopedia tiene ya sus clientes y sus gestiones con esta y otra empresa, te lo graban.

Y no comprendo por qué los electrodomésticos, los ordenadores y las sillas de ruedas se fabrican para que cada vez se rompan antes. Mi sillita es más o menos manejable; ahora las hacen con mil y una prestaciones, más kilómetros por hora –luego les meten piezas para no atropellar a un bípedo–, más grandes, no plegables… No todos disponemos de un coche furgoneta. Otra opción: no viajar.

Escribía mi compañero el periodista Raúl Gay en su blog “De retrones y hombres” –de eldiario.es–: “La discapacidad requiere esfuerzo, tiempo y dinero. El 76% de españoles está laboralmente activo. Entre los discapacitados, el 36%. En el verano de 2012, cuatro años trabajando en Aragón TV, quise emanciparme. Mis padres compraron un piso para cada hijo; ni hipotecas ni VPO son accesibles, hay mínimos y máximos estrictos”.

Y si buscas piso: –¿Es una finca para personas con movilidad reducida? –Por supuesto. La mayoría de ascensores, un cajón. Otra cuestión, encontrar asistente personal.

Al menos han adaptado mi colegio electoral. ¡Eureka! Pablo Echenique pide modificar la Ley del Aire: pueden mandar sus pies volando a Tailandia. ¿Hasta cuándo el mito de Sísifo, subiendo la pesada roca cuesta arriba y con frenos?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", sábado 17 de enero de 2014).

18/01/2015 00:19 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

El dios ateo

20150124004034-la-teor-a-del-todo-567835219-main.jpg

Foto: http://www.filmaffinity.com

Veía ayer “La teoría del todo”, película que narra la vida de Stephen Hawking, basada en el libro de Jane Wilde, su ex mujer, Hacia el infinito. Jane, además de esposa, eterna enamorada, compañera, amante, madre de tres hijos y asistenta personal durante veinticinco años de su marido, es licenciada en Filología Hispánica y Francesa y especializada en la Edad Media. Se descubrió enamorada de Stephen en la Alhambra de Granada, donde vino a documentarse sobre las jarchas mozárabes.

“Un genio, sí; pero también un ser terco y vanidoso”, define a su marido en un momento del libro. Sin embargo, la película está hecha con un mimo exquisito, con rigor científico, con una ternura sobrenatural. Hija de padres anglicanos, es consciente de que su propia fe mantiene a Stephen Hawking con vida a sus setenta y tres otoños, cuando en 1963 los médicos le daban dos años como mucho.

Fue por entonces, durante los estudios de ambos en la universidad de Cambridge, cuando se comprometieron. “Sé que doy una imagen de jovencita débil; pero tengo mucha fuerza para soportarlo. Y nos queremos”, dice al padre de Stephen. Pasan los meses; van naciendo los hijos: Robert, Lucy, Tim. Lo que al principio era inestabilidad y leve dificultad en la manipulación, se va degenerando al paso de un ser desconocido al que llamamos tiempo. A este dedica el joven astrofísico su tesis doctoral.

Sin embargo, el tiempo se detiene ante el amor y las ayudas técnicas que, en el silencio de la aceptación, Jane va presentando a Stephen: una silla de ruedas, una segunda con motor –¡qué divertida escena cuando el padre y los niños bailan subidos a ella!–, el alfabeto de letras por colores cuando la traqueotomía, el dispositivo que transforma la escritura en voz robotizada… Casi todo controlado, excepto cuatro incómodos escalones en la finca de campo, y los sentimientos.

El profesor Hawking continúa buscando una fórmula única que lo explique todo, de la física cuántica a la relatividad de Einstein que lo aproximaría a los agujeros negros. Se hace necesaria la asistencia externa: primero, Jonathan, el director de coro; después, la enfermera Elaine Mason –su segunda esposa–. ¿Un nuevo “big bang”?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 23 de enero de 2015).

23/01/2015 23:40 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Volver a la raíz

20150130163801-demis-roussos-muere-644x662.jpg

Foto: AFP

Demóstenes, político y brillante orador de la Grecia antigua –siglo IV antes de Cristo– era tartamudo. Dicen que se ponía piedras bajo la lengua para corregir su disfunción. También Valero, nuestro obispo patrono, que ayer festejábamos con cierzo y roscón, tenía problemas de frenillo. Ideó otra forma de sobrellevar la diversidad funcional que le impedía dirigirse a los fieles: su asistente Vicente, tan buen declamador que atrajo las iras de Diocleciano y su propio martirio, en el siglo IV de nuestra Era.

Ni el ímpetu evangelizador de Valero, ni las “Olintiacas” y “Filípicas” de Demóstenes, son santos de nuestra devoción intelectual. Hoy la diversidad y la pasión se miden con otras coordenadas: indignación, anti bipartidismo, utopía. Ahí está el éxito estruendoso de Syriza, el pasado domingo, frente al silencio íntimo de otro griego universal en su partida, Demis Roussos. “Adiós, amor, adiós, / no tienes que llorar, / por muy lejos que esté / me sentirás cerca de ti. / Adiós, amor, adiós, / es hora de partir…”.

Karina, Nino Bravo, Cecilia, más tarde Demis Roussos, la amiga y compatriota Nana Mouskouri, Los Pecos, Paloma San Basilio… Algunos pertenecen a mi más tierna infancia, o incluso a una edad intrauterina, pero todos marcaron mi educación sentimental. Melodiosos, románticos, nostálgicos, pletóricos de amor.

Solo mucho después he sabido que el intérprete, en español, de “Eres romántica”, “Mañanas de terciopelo”, “Quisiera bailar esta canción” y tantas otras, nacería exiliado en Alejandría (Egipto), volvería a tierras helenas con doce años, y comenzaría a triunfar en grupo y como solista a partir de los sesenta y setenta. Cristiano ortodoxo y socialmente comprometido, triunfaría en Europa y en América: sabía cantar al corazón.

Descendió a los infiernos de la lucha consigo mismo, la obesidad, la depresión. ¿Quién no conoce el límite? Y remontó. En 2009, como el anciano sabio de una tribu ancestral, regresa a la Grecia de su origen para preparar la despedida. Ahora comprendo el todo: “Las mañanas son de terciopelo / si tus manos me hacen despertar, / me acarician, y en el azul del cielo / juntamos nuestro vuelo / y unimos nuestro amor”.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 30 de enero de 2015).

30/01/2015 15:38 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris