Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2016.

Modelos accesibles

20161105021850-perfil-asociacion.jpg

Foto asociación Ciudad Accesible (Ciudad Real).

Viajaba a Ciudad Real, con motivo del Premio de Poesía Juan Alcaide, y recordaba los viejos trenes de infancia, sus asientos de escay, con mi madre y la tía y largas noches de duermevela. El sol y el mar eran buenos para mi salud. Curiosamente, en el AVE, en el asiento H junto al mío, iba Clara, una mujer adulta con cuerpo aniñado por la atrofia de médula espinal. Venía de un hospital barcelonés a su Córdoba natal.

Nos estaban esperando en la estación. Yo no lo supe hasta el día siguiente, casi no localizan un taxi adaptado disponible. Todas las aceras con rebaje; y un espléndido hotel a mi medida –excepto la taza del baño: no todos somos altos o parapléjicos–. En la Facultad de Letras de Ciudad Real –uno de los cuatro campus universitarios de Castilla-La Mancha, junto a Toledo, Cuenca y Albacete–, nos aguardaban gratas coincidencias. “Quién sabe si dentro de veinte años no necesitaré de bastones o silla, y será todo más fácil gracias a una rampa y a personas que lucharon por ella”, afirmó el decano.

Se habló de poesía y diversidad funcional. Me encontré con otras dos mujeres excelentes, de la asociación Ciudad Accesible –que lleva a los colegios y a la sociedad normalización, derechos y supresión de todo tipo de barreras–. A la tarde, en Valdepeñas, otra sorpresa agradable: una especie de vado diferenciaba la acera de la calzada. Práctico y bello al tiempo. En el Centro Cultural “La Confianza” –antiguo Casino– presentamos mi nuevo poemario, Pájaros de silencio. A rueda llana todo.

Regresamos al AVE, con la mochila cargada de experiencias y la sonrisa ya no de quita y pon. Y yo reflexionando: que han cambiado las cosas; que hemos ya superado el modelo médico-rehabilitador para centrarnos en las causas sociales de las capacidades diferentes, sin olvidarnos de la salud. Y ya de vuelta, descubro la iniciativa #runawayforall (pasarelas para todos), de la red social Instagram; y a Jillian Mercado, modelo con distrofia muscular, Mama Cax, modelo negra con una pierna artificial, o Shaun Ross, modelo albino de color. Antes era impensable.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 4 de noviembre de 2016).

05/11/2016 01:19 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Laura

20161111231956-botellob-efe-.jpg

Foto Efe

Se sentía mayor. Seguramente le gustasen los chicos, como a Iris y Paloma en Tacones y muñecas, la última novela de Ángela Labordeta: “Iris abrió los ojos y se dio cuenta de que bebió demasiadas cervezas la noche anterior y de que le duele la cabeza y de que no sabe por qué finalmente aceptó comerse aquella mescalina”. Pasaba de los doce.

Mujeres de la clase media de los ochenta, cuando todo parecía comenzar y, sin embargo, son víctimas de un lastre de frustración y falta de valores. La situación política ha cambiado lo suyo. ¿Y la social? Ahora vivimos más acelerados, mucho más prematuros. La música a todo trapo, el sexo, el botellón, están mucho más a mano de cualquier preadolescente. ¿Cómo adquiere una niña alcohol? ¿Responsabilidad de los padres, de las autoridades, de los propios menores?

Parece que fue ayer cuando nacieron, y comenzaron a dar sus primeros pasos, a comprender el mundo con palabras sencillas, mis sobrinos mayores. Y ya tienen quince y trece años. Atraviesan esa edad de empezar a salir, de los deseos iniciales –más si cabe las chicas–, de pasarse secretos todavía inocentes por el whatsapp. Su aplicación en los estudios y el deporte tranquilizan. Pero no deja de dar un poco vértigo.

Booling o acoso escolar, contactos físicos tempranos, noticias sobre abusos, droga… Y el botellón, una práctica de ocio y de fines de semana que va en aumento. A la dosis ingerida unió un último vodka que colmó el vaso y desbordó su organismo. Cayó redonda al suelo; sus compañeros no se atrevieron a avisar por miedo a represalias. La llevaron al centro de salud en un carrito de la compra, un pelín tarde. Laura era una niña simpática y normal en San Martín de la Vega, acaso más desarrollada. Nadie se esperaba ese final.

Según médicos especializados en atender un coma etílico, parece que la mujer, y más si no se ha terminado de formar físicamente, tiene menos tolerancia al alcohol. ¿Quién no ha bebido hasta el éxtasis en alguna fiesta, de joven y no tan joven? Sin embargo, la clave está en no pasar los límites; no convertir en hábito el descontrol.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DN", viernes 11 de noviembre de 2011).

11/11/2016 22:20 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Migrar a la Luna

20161118151745-monumentos-martires-oliver-duch-heraldo-.jpg

Foto Heraldo

¿Triunfan los populismos? Marie La Pen en Francia; Boris Johnson en el laberinto del Brexit; el actor Beppo Grillo pidiendo la reforma electoral a pie de calle… Y al otro extremo Erdogan, manteniendo a raya hasta el último enemigo. No sé si es mezclar churras con merinas, pero en la Tierra hay demasiados agujeros negros: de Cuba a Venezuela, Rusia, Corea, el Estado Islámico. ¿Estallará la materia oscura en meteoritos interplanetarios?

Mientras se habla de muros entre etnias y países, latino y piel morena frente al blamco pelirrojo, mujer por debajo del varón, el pasado lunes apreciábamos una hermosa Superluna, mucho más cercana a nuestro mundo y un catorce por ciento más grande de lo habitual. Solo contemplarla, a través del telescopio o a simple vista, era quedarse en éxtasis. Daban ganas de poner una escalera o propulsar la silla estilo Pablo Echenique. ¿Por qué no íbamos a poder?

Porque aquí pinta a bastos, espadas, oro y copas, todo junto. La última vez que la Luna nos miró de cerca fue el 25 de enero de 1948, cinco días antes de que asesinasen a Mahatma Gandhi. El mismo año que cinco estadounidenses inventasen el transistor, Gerardo Diego ingresara en la RAE, Bélgica aprobara el voto femenino y se diese impulso a uniones americanas y al Consejo de Europa. Veintiún años después conquistamos la Luna, un sueño que el presidente Kennedy nunca vivió.

Y ahora que comienzan a planearse los primeros viajes por placer, damos marcha atrás. Deportar inmigrantes, más armas y aislacionismo, aplastar al infiel, “fracking” y autoabastecimiento energético, económico, defensivo; veteranos de guerra que recuerdan holocaustos que creímos superados. “… hemos perdido la confianza en los viejos métodos de ejercer el poder y no sabemos cómo recuperarlo”, afirmaba el sociólogo británico Zygmunt Bauman.

Leonard Cohen ya no lo cantará. Si llegamos al umbral de los ciento veinticinco años, según Rosa Montero, yo espero contemplar el perigeo de la Luna en 2034, y aun en 2052. ¿O mejor, veremos desde allí nuestro viejo y devastado planeta?

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 18 de noviembre de 2016).

18/11/2016 14:17 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.

Del patio al colegio

20161126010600-soledad-bebesymas-.jpg

Foto www.bebesymas.com

Nunca pisé un aula ni un patio de colegio, de pequeña. No me sentía diferente a los pocos niños que compartían mis juegos, en la familia, la gimnasia o en aquellos cálidos veranos en Valencia, donde me hice amigas tan del alma que quería quedarme en la ciudad.

“Una niña de ocho años ha tenido que ser hospitalizada tras ser agredida en el recreo por doce compañeros”. Tenían entre doce y catorce años; la pequeña presentaba fractura de costillas, desprendimiento de riñón y contusiones. ¿Por coger un balón? No fue solo un “tupper” de plástico y una herida en el labio. “El niño, de siete años, ingresaría después de que otros tres de ocho, nueve y diez años le dieran una paliza”. Malos tratos e insultos en el cole y en su casa, eran vecinos.

La violencia escolar ha aumentado en centros de Madrid un ciento cincuenta y nueve por ciento, cebándose en pequeños más diversos, física o culturalmente. En Carolina del Norte, Grayson y Michael eran acosados por sus compis por llevar en la mochila a personajes de sus dibujos favoritos, “Mi pequeño pony”. Michael intentó suicidarse. La obra homónima de teatro, llevada el pasado agosto al Bellas Artes, hace reflexionar sobre qué actitudes les transmitimos los adultos.

Importan el dinero y el poder, que nadie toque nuestro pequeño espacio, las notas de los chicos… Recuerdo a Diego González: “Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo”.

Profesor de setenta y cuatro años detenido, buscado en el Reino Unido por pederastia; conductora de autobús escolar que dobla la tasa de alcoholemia. Me ha costado encontrar a una profesora que, cada viernes por la tarde, hacía apuntar a sus alumnos a cuatro compañeros con los que se sentaría la semana siguiente. ¿Por qué siempre quedaban niños aislados?

Y está el otro extremo: amenaza y veja a su madre anciana. Y el no va más: cuatro adolescentes en Alicante maltratan psicológicamente a su compañera, no solo en el colegio sino por las redes, “ciberbullyng”. De acuerdo, Goya y Pablo: El sueño de la educación produce energúmenos.

María Pilar Martínez Barca

(Heraldo de Aragón, "Tribuna", "Con DNI", viernes 25 de noviembre de 2016·).

26/11/2016 00:06 pilmarbarca Enlace permanente. La columna del viernes No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris